La magia de trasnocharse por los libros

Por admin en Julio 9, 2019 , No hay comentarios
  • 27 mil visitas se registraron en las 16 horas de programación de la Parada Juvenil de la Lectura, que se adelantó en la UVA Huellas de Vida en San Javier, en la Comuna 13.
  • Unos 8 mil Libros Libres comenzaron su expedición por la ciudad. El espacio, ubicado en la terraza de la UVA, recibió la visita de niños, jóvenes y adultos con la idea de elegir un libro, disfrutarlo y luego compartirlo.
  • Este Evento del Libro, en el que la noche fue protagonista, prepara el ambiente para la llegada de la ª Fiesta del Libro y la Cultura, que se realizará del 6 al 15 de septiembre.

Amor, respeto, convivencia, paz, libertad, igualdad, tolerancia, compartir, conocimiento. Estas palabras grabadas en la fachada de la UVA Huellas de Vida, cargadas con tanto significado, recibieron a quienes asistieron a la 11.ª Parada Juvenil de la Lectura, que llegaron hasta San Javier para vivir la noche más bonita del año y ver el amanecer acompañados por los libros y las historias.

Los niños y jóvenes animando las carpas de Jardín Lectura Viva; el laboratorio Astrolabio en el centro de todo, como un núcleo de creatividad; las notas de la tarima Sonamos Así; Libros Libres en lo alto de la UVA, más cerca del cielo que acogió a todos; el campamento bajo las estrellas desde el que muchos escucharon las historias que se narraron en el Cuentódromo; y las barras en el Ring de boxeo para animar a quienes plantearon sus ideas: este fue el marco de una Parada Juvenil que desde su nacimiento se ha caracterizado por ser itinerante, conquistando esta vez el espacio público de un equipamiento recién inaugurado en San Javier, la UVA Huellas de Vida.

En total se recibieron 27 mil visitas durante la Parada Juvenil. Se desarrollaron 112 talleres de lectura, escritura y oralidad que congregaron a 2.608 personas en el corazón de los Eventos del Libro, Jardín Lectura Viva. El Salón de Nuevas Lecturas, en el que los estudiantes de la Facultad de Diseño Industrial de UPB presentaron una experiencia transmedia para sumergirse en las letras de Cortázar, denominada Buscando el axolotl, registró 1.661 visitantes.

“Buscando el axolotl nace de una propuesta académica que pretendía que los estudiantes diseñaran una experiencia que permitiera a las personas acercarse a la literatura, en este caso particular a la obra de Julio Cortázar. Para nosotros fue muy importante estar en la Parada Juvenil porque como diseñadores nos parece vital acercarnos a estos espacios ciudadanos y compartir con la gente los ejercicios que desde la academia estamos desarrollando”, comentó Ana María Restrepo, profesora de Diseño Industrial de la UPB.

El laboratorio Astrolabio, el espacio para las conversaciones, regaló en esta Parada Juvenil momentos memorables de la mano de quienes integraron el Concilio fandom, personificando a los seres fantásticos de sus historias preferidas; de los cosplayers que acompañaron Multiversos del manga; y de las escritoras Carolina Sanín y Gloria Susana Esquivel en la sesión en vivo, Womansplaining; de científicos, ambientalistas, académicos, músicos y periodistas con muchas ideas para intercambiar con 1.552 asistentes que arribaron a la carpa motivados por la curiosidad, por el espíritu expedicionario.

“En los últimos 100 años hemos construido artificialmente paredes entre las distintas disciplinas académicas, cuando la realidad es que la vida no es disciplinar, por eso considero muy válido que podamos hablar de ciencia en un evento literario, porque a la gente siempre le ha interesado la ciencia y no podemos dejar que siga encerrada en un edificio sin estar a su alcance. Espacios como la Parada Juvenil permiten que las personas, sin importar la disciplina que estudien, puedan conversar sobre ciencia y eso es muy valioso”, dijo Juliana Restrepo, física y escritora, que acompañó la conversación Einstein y lo inútil.

Libros Libres siempre estuvo rodeado por niños, jóvenes y adultos que querían llevarse uno de los cerca de 8 mil libros dispuestos durante toda la jornada, bajo la premisa de leerlos y luego liberarlos para que pasen a otras manos. Más de 80 carpas se instalaron en el Camping Literario para leer, escuchar relatos y encontrarse con otros. Al Ring de boxeo, cero golpes más palabras, asistieron 1.058 personas y se experimentaron intensos debates en ocho espacios programados, más los que surgieron en el sitio, entre asistentes que también quisieron que su voz se escuchara y plantear sus argumentos.

“Una vez más, fue una noche maravillosa, de descubrir lo que puede despertarte un libro. Es demostrar que la cultura no puede tener vedado ningún rincón; la cultura es la oportunidad para que entre todos nos reconozcamos. Los libros finalmente hacen eso, humanizar, entender al otro, descubrir las diferencias y respetarlas. La Parada Juvenil ha hecho esto y justamente es lo que desde los Eventos del Libro procuramos: un encuentro alrededor de los libros, en este caso, bajo el pretexto de la noche”, manifestó Diego Aristizábal, director de los Eventos del Libro.

La Red de Escuelas de Música de Medellín, Show Arte Sano C8 (hip hop), Pacuprá (percusión reciclada), Mary Hellen (hip hop fusión), Chalupa Travel (música afrocaribeña), [Expr] (música experimental), Margarita Siempre Viva (indie rock) y DJs Santiago Rivas, Gordo y Alejo (baile de garaje) hicieron que la música nunca se detuviera en la tarima Sonamos Así. Por allí pasaron 2.700 personas.

“Me enteré de la Parada Juvenil por una información que vi en internet y me pareció muy divertida porque era de libros. Al llegar, me di cuenta de que había actividades para todo tipo de personas. Me gustó mucho, valió la pena venir desde Copacabana y, obviamente, volvería”, expresó Sofía Vergara, estudiante de décimo grado. Con ella coincidió Luis Luna, de la Universidad Católica Luis Amigó, que también participó en la Parada, “aprovechando esta muestra tan buena de libros y literatura”.

Contar con la presencia de Daniela Abad para hablar de su producción The Smiling Lombana, emocionó a muchos que hicieron de la zona de cine bajo las estrellas su lugar preferido. Allí también se proyectaron películas, cortos y documentales, que disfrutaron 1.080 asistentes

“Siempre voy a las Paradas Juveniles, me gusta mucho lo que se genera no solo en la ciudad, sino en los espacios específicos en los que la realizan. Me gusta que haya mucha gente, muchos jóvenes y que haya un espacio para el cine”, aseguró Daniela Abad.

En la zona de comercialización de libros y producto ilustrado se alcanzaron un total de 1.217 obras vendidas por un valor de 13.516.400 pesos.

“El hecho de que se trate de un evento tan polifacético da cuenta de en qué momento se encuentra la cultura. Estamos entendiendo que las historias no solo están en los libros, que la literatura y lo que hay para decir no solo está ahí, sino que la palabra se encuentra refundida en cada una de las manifestaciones de las cosas que hacemos y el hecho también de que sea una celebración, de que esté enfocada en el placer de reunirse alrededor de la cultura hace que a la gente se le olvide un poco el peso que tiene esa palabra. Es un momento muy positivo”, cree el periodista Santiago Rivas, que participó en el Astrolabio y en la tarima Sonamos Así.

Las expediciones fueron protagonistas. La idea era dejarse mover por la intuición, por las propias rutas, para llevarse en la bitácora personal lo mejor de esta 11.ª Parada Juvenil de la Lectura. Esta experiencia de estar bajo el mismo cielo, de compartir el amanecer de Medellín, de reunirnos alrededor de los libros, prepara el ambiente para la 13.ª Fiesta del Libro y la Cultura, para la que ya falta poco: será del 6 al 15 de septiembre, en la Zona Norte de la ciudad, con Chile como país invitado y con la “posibilidad, de nuevo, de seguir enamorando a los niños, a los jóvenes, a los adultos, acercándolos a los libros de forma natural, casi amorosa”, agregó Diego Aristizábal.

Los Eventos del Libro son un proyecto de la Secretaría de Cultura Ciudadana de la Alcaldía de Medellín, en asocio con la Biblioteca Pública Piloto y que llevan a la acción el Plan Ciudadano de Lectura, Escritura y Oralidad, En Medellín tenemos la palabra.


Las frases expedicionarias

 

“La literatura fantástica nos permite explorar, emprender nuevos viajes y conocer otros universos. Nos permite soñar, disfrutar y crecer siempre”.
Norbey Gaviria, integrante de la Sociedad Tolkien Colombia Orodruin.

“La vida es como un viaje, desde pequeños hacemos un plan de lo que queremos ser, pero solo cuando la vivimos, cuando expedicionamos, es que descubrimos cuál es el mejor camino para continuar el viaje”.

Juan David Orozco, Corporación Trama, entidad promotora de lectura, escritura y oralidad.

“El trabajo de ilustrar es siempre una expedición. Es el camino en el que registramos todas las experiencias, las propias y las ajenas, los textos que leemos y las conversaciones que tenemos, para darle un universo propio”.  Ayleen Posada, propietaria de la marca de producto ilustrado Leen.

 

Información para periodistas
Paola A. Cardona Tobón
Jefa de Prensa Eventos del Libro
Celular 318 311 3147
prensa@fiestadellibroylacultura.com

Jonatan A. Cuadros Rodríguez
Coordinador Comunicaciones Eventos del Libro
Celular 312 841 3552
comunicaciones1@fiestadellibroylacultura.com

Comparte esta noticia:
adminLa magia de trasnocharse por los libros