Tres invitadas que defienden sus causas

Por Comunicaciones Fiesta del Libro y la Cultura en Julio 3, 2019 , No hay comentarios

¿Qué tienen en común una bloguera activista y ambientalista, una cantante de hip hop y una fanática del cómic japonés que se convirtió en cosplayer? Las tres estarán bajo el mismo cielo en la 11.ª Parada Juvenil de la Lectura.

Mariana Matija, Mary Hellen y Laura Uribe son tres mujeres que representan universos diferentes y que están inmersas en dinámicas ambientales, artísticas y literarias. Ellas, que han defendido sus causas con persistencia desde hace varios años, demostrarán en la 11.ª Parada Juvenil de la Lectura que todos, con nuestras diferencias que hacen parte de la riqueza de las sociedades, tenemos espacio bajo un mismo cielo. Pero ¿quiénes son ellas?

 

Mariana Matija
Mariana Matija

Bloguera, activista y ambientalista

Invitada al laboratorio Astrolabio, 8:00 p. m. Acompañará ¡Manos a tu causa! Acciones sencillas para crear el mundo en el que quieres vivir.

Su historia de amor con el medio ambiente es de vieja data. Siempre sintió afinidad por temas relacionados con la sostenibilidad y desde muy pequeña tuvo su propio club ecológico en el que organizaba caminatas y escribía notas para invitar a cuidar el planeta que luego dejaba bajo las puertas de sus vecinos.

Pero fue hasta hace un poco más de 10 años cuando esa pasión que la movía se hizo más fuerte. “Comenzar a vivir una vida adulta e independiente me hizo consciente sobre mis decisiones de consumo, ahí fue que empecé a preguntarme qué estaba comprando, por qué lo compraba y de qué estaba hecha cada cosa que compraba”.

Las actividades del club ecológico dejaron de ser un juego de niñez y se convirtieron en el blog animaldeisla.com, en el que al principio compartía con amigos sus preocupaciones sobre el planeta. Aquí ocurrió el “efecto dominó”. Así define Mariana su experiencia como bloguera y activista, pues escribir sobre un tema particular la llevó cada vez a hacerse nuevas preguntas y a darse cuenta de que todo se conectaba en torno a la sostenibilidad y a cómo nuestra presencia afecta y modifica el hábitat de las generaciones futuras. El blog se convirtió en el punto de partida oficial como ambientalista, un título que define su quehacer profesional y personal. Es su propósito de vida.

Mariana valora los avances que en los últimos años se han dado en torno a la sostenibilidad, pero también reconoce que no son suficientes, “Ser conscientes del uso del plástico es un avance muy grande, pero en términos generales, estamos muy cogidos de tiempo para hacer los cambios que el entorno necesita. Hoy no estamos reaccionando con la urgencia que el tema merece y para ponernos al día con la huella ambiental no podemos hacer transiciones lentas ni seguirnos tirando la pelota de la responsabilidad los unos a los otros”.

Como buena ambientalista, es amiga de la bici y encuentra en ella una herramienta saludable para aportar a la sostenibilidad urbana. Pero, dice, no es la única forma de cuidar el planeta, “cada uno tiene que encontrar en su vida el ‘manos a tu causa’, que es eso que realmente nos importa en la vida y nos puede llevar a reevaluarnos la forma en que vivimos y cómo podemos hacerlo con un menor impacto en el ecosistema”.

Mariana defenderá su causa en la Parada Juvenil de la Lectura para demostrar que con acciones sencillas se pueden lograr grandes cambios, su espacio de conversación será una invitación a 

“No quedarnos sentados esperando a que otros hagan lo que nosotros podemos hacer”.

Mary Hellen
Mary Helle
Artista hip hop

Invitada a la tarima Sonamos Así a las 8:00 p. m.

 Quienes saben de géneros urbanos en Medellín reconocen su nombre, pero sobre todo su valentía y su liderazgo en un medio en el que abundan los artistas masculinos.

Mary Hellen creció influenciada por géneros como la salsa, el rock, el jazz y la guasca. Tenía solo 18 años cuando consiguió lo que para muchos fue una hazaña pero que, para ella, simplemente representa el comienzo de un movimiento cultural que va mucho más allá de la música: grabar un disco compacto como mujer solista y rapera.

“El disco Hora del Tiempo, que salió en el año 2003, fue la recopilación de muchas ideas en las que yo trabajé durante varios años. Este disco tuvo 25 pistas, 13 productores y 18 invitados, cifras impensables para ese momento y que, sin duda, ayudaron a que fuera tan exitoso”, recuerda la artista.

Hora del Tiempo fue reeditado para el mercado estadounidense tres años después, con variaciones musicales que incluyeron otros géneros como el reguetón. La propuesta fue sorpresiva para algunos raperos que manifestaban rivalidad con los exponentes de otros ritmos urbanos, pero Mary también se ha caracterizado por explorar fusiones con músicas tan diversas como el bambuco o la cumbia, así que, para ella, que sus letras fueran llevadas al reguetón también fue una ganancia. “Los artistas del reguetón, a diferencia de otros géneros urbanos, apostaron por un proceso comercial que es tan válido como los procesos sociales que se han desarrollado en la ciudad a raíz del rap o del hip hop”, asegura.

Esta rapera que sonríe todo el tiempo y que transmite alegría con sus palabras, recuerda con cariño el momento en el que vio y escuchó por primera vez una canción de hip hop. Fue hace 25 años, su prima le enseñó un video en formato VHS y fue amor a primera vista,

“Todo me encantó, la ropa que usaban, el ritmo, la expresión facial y la cantidad de letra que tenía. En ese momento no entendí nada, pero en la medida en que pude traducirla, me impactó mucho descubrir que estaban contando la historia de personas que eran agredidas en su comunidad. Desde ahí sentí que yo también, a través de este género, le podía dar voz a lo que vivíamos los jóvenes de la ciudad en ese momento”.

Mary Hellen defenderá su causa y exaltará el género musical que representa con un montaje en la tarima de la 11.ª Parada Juvenil de la Lectura, en la que por primera vez cantará en vivo y acompañada de otros músicos, su más reciente sencillo Esta vida, una canción que invita a vivir plenamente, a vivir con amor.

Laura Uribe (Arual Ebiru)
Laura Uribe
Cosplayer

Invitada al laboratorio Astrolabio, 2:00 a. m. Multiversos del manga. Un encuentro con cosplayers, creadores de manga y otakus para ir más allá de las viñetas del cómic japonés.

 Laura era apenas una niña cuando veía las series de anime traducidas al español que presentaban en televisión. Jamás se le pasó por la cabeza que Sailor Moon, Dragon Ball o Las Guerreras Mágicas estarían presentes en su vida personal, social y profesional tal y como ocurre hoy.

Arual Ebiru, como se le conoce en este mundo de cosplayers, otakus y fans del cómic japonés, es reconocida como una de las mejores cosplayers de Colombia. Ella tiene un plus: también es cosmaker, es decir que además de personificar, también se encarga de fabricar los trajes.

Las series dejaron de transmitirse en televisión nacional unos años después, pero Laura ya estaba contagiada por la fiebre de estas producciones y encontró en internet algunas otras traducidas.

“Internet me abrió las puertas a este universo del manga, también ahí fue donde me di cuenta de que en Medellín existían grupos de fans que se reunían y que hacían fiestas temáticas”.

El primer disfraz de Laura fue de Kanu Unchou, de la serie Ikkitousen, una diosa de las artes marciales que usaba una camisa ombliguera blanca y rayas azules en la manga, minifalda azul y medias blancas a la rodilla, un disfraz perfecto para ella, quien en ese momento también entrenaba artes marciales.

Su experiencia en esta primera fiesta de disfraces cosplay la animó a seguir participando en eventos similares, hasta que el hobby se le convirtió en una profesión. En poco tiempo pasó de buscar fiestas a las que pudiera asistir, a ser la gran invitada a otras ciudades, no solo a este tipo de celebraciones, sino también a convenciones y ferias alrededor de varias tendencias asiáticas.

Laura defenderá su causa en una conversación con Juan Pablo Castilla, cosplayer colombiano, y otros creadores de manga para demostrarnos que jugar a ser otro no es un juego, es todo un movimiento cultural, literario y estético.

Qué opinan las invitadas sobre la 11.ª Parada Juvenil de la Lectura

“Concibo la Parada como un espacio de encuentro para conectar con muchos públicos diferentes, un espacio en el que podemos conversar sobre temas vigentes y urgentes como la sostenibilidad y el cuidado del planeta. Lo novedoso de este evento es que trasciende el concepto tradicional del libro y le permite al público explorar otras lecturas sobre su entorno”. Mariana Matija, bloguera y ambientalista.

“La Parada es una oportunidad muy grande para compartir con públicos que no necesariamente son seguidores de la música y eso significa que es un espacio diverso en el que, además de literatura, tienen cabida otras expresiones artísticas. Valoro mucho que en la ciudad existan espacios en los que conjugamos el disfrute y el pensamiento en un solo lugar, y en el que incentivamos a los jóvenes a ser lectores y a educarse para que puedan transformar su mundo”. Mary Hellen, cantante de hip hop.

“Una de las cosas más valiosas en el cosplay es que transmitimos una idea o un sentimiento a través de la lectura; interpretamos personas, pero también textos, lo que hacemos es abrir perspectivas sobre otros universos literarios y nuevas estéticas que van más allá de las novelas de amor”. Laura Uribe, cosplayer colombiana.

Comparte esta noticia:
Comunicaciones Fiesta del Libro y la CulturaTres invitadas que defienden sus causas