Las hijas del espino

Por admin en Septiembre 27, 2018 , No hay comentarios

LUCÍA ESTRADA

Lucía Estrada es símbolo y movimiento profundo, metáfora y voz de mujer; no desde una postura feminista, sino desde el poder y la permanencia de las historias que en la autora se vuelven poema.

A mi lado,
ellas cantan para sí mismas,
encienden lámparas,
giran dentro de sus ojos
como en el vacío,
unas duermen,
otras miran en el espejo
de su dolor,
afilan sus espadas,
nombran los minutos
de la vida y de la muerte,
fabrican sarcófagos,
cultivan a la luz de sus vestidos
extrañas vegetaciones,
y unas pocas
ríen y maldicen
con la ebriedad negra
del abandono y la locura.

Esto que me lleva
lejos de mi amor
es un árbol,
el preferido de las reinas,
y somos nosotras
del Espino
sus raíces.

Tomado de: Las hijas del espino

Las mujeres con su pluma sugieren otras lecturas para encontrar diferentes sentidos al poema. Conocerlas y saber sus historias, dan más fuerza a las palabras, pero también es posible leerlas sin saber de ellas y disfrutar, sentir y hacer que el poema pase por el cuerpo.  

Esto evidencia que Lucía es excelente lectora y que tiene una forma magistral para contar y cantar la existencia, el sufrimiento y las esperas de los humanos que, para este caso, se representan en la figura femenina. Podrían ser cuentos o ensayos, pero la autora tiene claro que es a través de la poesía que encuentra su ritmo y su manera de manifestarse.

Un espino es el árbol que las hermana. Es conocido como el árbol del corazón. Es un arbusto sin mayores estertores, que podría ser hecho a un lado por sus espinas, pero que tiene unas hermosas flores blancas que llenan los espacios con su aroma, aunque estén a kilómetros de distancia.

Las hijas de este espino nos punzan el corazón, pero también nos dan sobras para recuperarnos de las heridas y nos brindan el bálsamo de la medicina de las palabras, que permiten sobreponernos al sufrimiento.

“Una constelación de huesos / acude al llamado / del ángel” dice Lucía Estrada cuando se pone en la piel del Anne Ponsarde y se transforma en hechicera, tal y como su esposo muerto. En este poema, la autora traspasa los límites de la realidad y atraviesa círculos y bóvedas para encontrar al hombre del que nunca más vería su rostro. Mujeres como Cirse, María de Aguirre, Yocasta, que en la poesía se levantan y son más que la sombra que en algún momento algunos quisieron hacerle.

Poemas oscuros, llenos de metáforas orquestadas por la noche y la tela que tejen las arañas en el entorno poético de esta autora. Este libro invita a una lectura pausada, rumiante, a la conversación y a la búsqueda. En palabras de Juan Manuel Roca: “Uno de los más bellos libros que se haya escrito en Colombia (…) dulceamargo, reposado, evocador e inquietante. Un libro que no une poemas dispersos, sino un texto pensado alrededor de la temática femenina, ganador del premio de Poesía Ciudad de Medellín 2005”.

Que sea esta la puerta de entrada para conocer a Las hijas del espino,quedar encantados con la magia de Lucía Estrada y seguir un recorrido por otras obras.

Lucía Estrada nació en 1980 en la ciudad de Medellín, ha publicado los libros:

• Fuegos nocturnos (1997)
• Noche líquida (Ministerio de Cultura, Costa Rica, 1999)
• Maiastra (Ediciones Arlequín, Medellín, 2003)
• Las hijas del espino (Cobalto Ediciones, 2006; Hombre Nuevo Ediciones, 2008. Premio de Poesía Ciudad de Medellín, 2005).
• El ojo de circe (Universidad Externado de Colombia, 2007)
• El círculo de la memoria (Antología. Lustra Editores, Perú, 2008).
• La noche en el espejo (Premio Nacional de Poesía Ciudad de Bogotá, 2010)
• Cuaderno del ángel (Beca de Creación en Poesía, Medellín, 2012)
• Continuidad del jardín (Colección Palabras rodantes, 2014)
• Katábasis (Premio de poesía Ciudad de Bogotá, 2017)

Poemas suyos hacen parte de diversas publicaciones nacionales e internacionales y se encuentran traducidos al inglés, alemán y francés. En el 2009 fue nominada por la UNESCO al Premio Internacional de Poesía Ponts de Strugasde Macedonia. Fue miembro del comité organizador de del Festival Internacional de Poesía de Medellín.  Miembro del comité editorial de la revista Alhucema de Granada (España) y actualmente hace parte del equipo de la Casa Museo Otraparte en la ciudad de Envigado.

En la 12.ª edición de la Fiesta del Libro y la Cultura, tuvimos el privilegio de encontrarnos con ella, conocerla y hablar sobre su obra.

También puedes encontrar los libros de esta autora en las bibliotecas públicas de Medellín.

 

¿Quién te invita a leer Las hijas del espino?

Carolina Gallón Londoño

Gestora de Fomento de Lectura del Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín, docente universitaria. Fascinada por la ilustración, la literatura infantil, la pedagogía y en ella, la búsqueda de formas divertidas y cercanas de enseñar. Poseedora de juguetes que sabe compartir con grandes y pequeños. Instructora de Yôga. Aprendiz de flauta y tambor sagrado. Sonriente, conversadora y desde hace días en el trabajo de aprender a arriesgarse. Dos de sus ilustraciones aparecen el libro El pozo de la infanciade Eliana Maldonado Cano.

Comparte esta noticia:
adminLas hijas del espino

Realiza un comentario