La escritura detrás del miedo, la nostalgia y el dolor

Por admin en Octubre 22, 2018 , No hay comentarios

martha-sanz1

Describir el dolor como una garrapata aferrada al cuerpo y no como otra cosa, fue lo único que le llegó a la mente a la escritora española Marta Sanz a la hora de describir al doctor el dolor que sentía entre su cuello y su hombro, un dolor que retrató en su obra Clavícula.

La escritora Gloria Susana Esquivel, autora de Animales del fin del mundo, utilizó, de una forma similar, animales como un medio para desplegar la realidad de su novela, la realidad de una niña de seis años que intenta crecer en el entorno que planteaban los violentos años ochenta en Colombia. La presencia de los animales, explicó, fue necesaria en el momento de darle al lector una manera apropiada de entender el contexto social en el que crecía.

Ambas escritoras intercambiaron anécdotas y pensamientos en la Charla de la Tarde De garrapatas y otros animales de ficción. La mirada femenina sobre el miedo, la nostalgia y el dolor, en la que conversaron con Esteban Duperly, en el marco de la 12ª Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín, y en la que temas como la creatividad, el miedo y la memoria cobraron protagonismo.

Marta Sanz, doctora en Literatura Contemporánea y también profesora, habló sobre el miedo y de cómo este se relaciona con la vida del individuo constantemente. Para ella, este tiene tres vertientes muy claras, que ella misma ha logrado retratar en sus obras: la primera es el miedo a la conciencia política o a lo que la gente teme y que afecta su situación; el miedo a lo siniestro en lo familiar, como ese temor a encontrar lo macabro y extraño en lo conocido o considerado normal; y el miedo en la forma humorística, como una resistencia a la realidad. “Implantamos un miedo gracioso en cosas sencillas para no atemorizarnos de cosas más grandes”, agregó Sanz.

Sobre este mismo asunto, la escritora Gloria Susana Esquivel, literata de la Universidad de Los Andes, relató que, en su caso, el miedo es una proyección de la imaginación. En Animales del fin del mundo, Inés, su protagonista, utiliza su imaginación para asociar su realidad con animales y así llenar los huecos de su memoria. “Es por eso por lo que le tiene miedo al Lobo, quien realmente es un hombre malo que ella no recuerda como tal”, explicó. Y complementó que una “animalización” de los personajes se plantea como una forma satírica muy eficiente.

La imposibilidad de nombrar aquello que duele justifica también el uso de las metáforas en las obras de ambas escritoras, pues como afirmó Marta Sanz, finalmente, todos los escritores intentan “dar un lenguaje al dolor”.  

Comparte esta noticia:
adminLa escritura detrás del miedo, la nostalgia y el dolor

Realiza un comentario