El Tren de la Cultura rueda por Medellín con el Nadaísmo a bordo

Por admin en Octubre 11, 2018 , No hay comentarios

• Desde el 7 de septiembre, en el marco de la 12.ª Fiesta del Libro y la Cultura, un tren del Metro de Medellín circula con una exposición viajera que rinde homenaje a los 60 años del Nadaísmo.

• Pensamientos y fotografías de los principales representantes de este movimiento hacen parte de la muestra.

• El Tren de la Cultura rodará hasta diciembre, como una oportunidad para seguir conversando sobre Las formas de la memoria, tema de los Eventos del Libro 2018.

 

Desde Niquía hasta La Estrella, el Tren de la Cultura sigue recorriendo el Valle de Aburrá con una exposición viajera que rinde homenaje a los 60 años del Nadaísmo.

La muestra, que reúne textos y fotografías de los autores que pertenecieron a ese movimiento cultural y literario, es vista cada día por los miles de usuarios que viajan en el Sistema Metro.

Desde el 7 de septiembre, día en el que se inauguró la 12.ª Fiesta del Libro y la Cultura, este Tren, consagrado al poder de las palabras, rueda por la ciudad, fortaleciendo la promoción de la lectura entre los pasajeros y resaltando la importancia de una generación de artistas cruciales para la historia cultural del país.

El Nadaísmo surgió en Medellín en 1958 como un movimiento literario y cultural que buscaba revolucionar las costumbres y tradiciones de una sociedad conservadora, cuyos principios morales y religiosos fueron cuestionados desde la poesía y otros géneros como el cuento, la crónica y el ensayo.

Gonzalo Arango, Eduardo Escobar, Jaime Jaramillo Escobar, Jotamario Arbeláez, Amílcar Osorio, entre otros, crearon todo un manifiesto ideológico y artístico que enaltece la libertad, la rebeldía y el amor. Fragmentos de ese pensamiento hacen parte de la exposición que viaja en los horarios habituales del servicio de transporte y estará circulando hasta el mes de diciembre.

“Lo que queremos es un mundo sin represiones y sin venganza, donde se pueda respirar sin remordimientos”.

Esta es una de las frases que definen la línea de pensamiento de los nadaístas. Fue escrita por Eduardo Escobar y hace parte de los fragmentos de esta exposición viajera.

El material fue curado por Carlos Uribe, de Gestión y Curaduría de Contenidos Patrimoniales Sala Antioquia, de la Biblioteca Pública Piloto, cuya colección fue una de las fuentes más importantes para consolidar la muestra. La Corporación Fernando González-Otraparte también aportó parte de la documentación; además, escritores como Eduardo Escobar y las familias de los integrantes del Nadaísmo brindaron acceso a sus archivos personales.

Según Uribe, se están divulgando contenidos

“que son de todos y que son literatura viva, porque están circulando permanentemente. Esa generación que irrumpió en los años sesenta, seguramente, va a tener una relectura por parte de las nuevas generaciones y de ciudadanos que no la conocieron”.

 

Espíritu vivo

El equipo de diseño de los Eventos del Libro de la Secretaría de Cultura Ciudadana propuso un montaje moderno que combina ilustración, collage y tipografías que conservan el espíritu rebelde y juvenil del movimiento. Un espíritu que se resume muy bien en estas palabras de Gonzalo Arango: “Porque no es el combate el que hace de nosotros artistas, sino el arte lo que nos obliga a ser combatientes”.

Diego Aristizábal, director de los Eventos del Libro, comentó que el Tren de la Cultura “es una exposición maravillosa de un movimiento aún vigente, un movimiento que en el momento fue rebelde, que zarandeó a la sociedad, pero cuyo mensaje aún sigue vivo, porque es una manera de pensar distinto, de no conformarse ante las cosas que pasan”.

Juan Correa, jefe de Gestión Social del Metro de Medellín, resaltó que el Tren de la Cultura es un escenario fundamental para exposiciones que visten sus vagones con diferentes manifestaciones artísticas. Esta vez, gracias a la unión de entidades, se logra

“que muchas personas conozcan sobre un movimiento que, sin duda alguna, ha marcado nuestra sociedad (…) Quisimos darle toda la fuerza para poder, de una manera importante, hacerles un reconocimiento a sus grandes exponentes”.

Como parte de las estrategias de la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín, de la Secretaría de Cultura Ciudadana, se promovió esta muestra que cada año marca el inicio de una actividad que dura diez días pero que permanece en la memoria de la ciudad.

De hecho, para Diego Aristizábal, el Tren de la Cultura con el Nadaísmo es una prolongación de la Fiesta:

“Siempre se ha querido que la Fiesta sea una fiesta eterna. Que a pesar de que termine después de diez días, siga rondando en las cabezas. Creo que el hecho de que el Tren de la Cultura, con los 60 años del Nadaísmo, esté todavía circulando es una manera de evocar lo que cada uno lleva en su memoria de esos días vividos. También, es el pretexto para seguir creyendo que la literatura puede llevarse y sentirse en cosas muy sutiles como estar sentado y regocijarse observando una ilustración o una frase. Es una manera de que la Fiesta siga viva, de que tengamos exposiciones abiertas, versátiles, bellas, para seguir creyendo que la lectura nos puede hacer sentir muchas cosas en un corto trayecto”.

Información para periodistas

Paola A. Cardona Tobón
Jefa de Prensa Eventos del Libro
Celular 318 311 3147
prensa@fiestadellibroylacultura.com

Jonatan A. Cuadros Rodríguez
Coordinador Comunicaciones Eventos del Libro
Celular 312 841 3552
comunicaciones1@fiestadellibroylacultura.com

Comparte esta noticia:
adminEl Tren de la Cultura rueda por Medellín con el Nadaísmo a bordo

Realiza un comentario