Más de seis mil libros libres están recorriendo la ciudad

Por admin en Agosto 8, 2018 , No hay comentarios

Balanceándose por la brisa de la tarde, decenas de libros colgaban de cabuyas dispuestas en el interior de un domo que durante la 10.ª Parada Juvenil de la Lectura atrajo a una multitud de entusiastas confabulados en el propósito de sacarlos a la libertad. La escena se repitió una y otra vez durante las 16 horas de programación de este encuentro ciudadano. Mientras la fila para ingresar a ese domo de puertas abiertas crecía, las conversaciones giraban alrededor de los títulos que podían verse desde afuera. Literatura infantil, novelas de misterio, libros de cuentos, cómics, compilaciones poéticas, antologías de crónica y una diversidad de títulos que se convertían en objeto del deseo de sus futuros lectores.

Había tiempo para escoger. Quienes ingresaban, transitaban entre un jardín colgante de páginas, hojeaban sin prisa y cuando se daba ese encuentro que todo lector tiene con el libro que demanda ser leído, lo descolgaban de su arnés y le ayudaban a iniciar un viaje de lector en lector a través de la ciudad y quizás más allá.

Aunque no es tan preciso decir que el viaje de los Libros Libres inicia cuando el primer lector abre sus páginas. Realmente es un recorrido que empieza cuando el equipo de los Eventos del Libro de la Secretaría de Cultura Ciudadana empieza a convocar a todas las editoriales y entidades que donan ejemplares para esta estrategia que busca promover la lectura en la ciudad.

Un complot de donantes

Durante los primeros meses del año, el trabajo de oficina es el responsable de iniciar la reacción en cadena: se hacen llamadas, se escriben cartas, se riega la voz. En años anteriores, los grandes grupos editoriales eran los primeros convocados pero en 2018 el espectro se expandió.

La invitación les llegó a editoriales independientes, universidades y conglomerados editoriales que juiciosamente se unieron a esta especie de complot. Desde marzo empezaron a llegar a la Casa del Patrimonio, ubicada en el barrio Prado Centro, cajas llenas de libros. La cantidad que llegó en las semanas siguientes obligó a que el equipo de los Eventos del Libro invirtiera varias tardes en la tarea de poner los sellos que identifican los títulos como parte de una camada destinada a no permanecer encerrada entre anaqueles, pues lo ideal es que, una vez liberado un ejemplar de Libros Libres, no deje de llegar a nuevos lectores.

Lectores a primera vista

En Medellín, Libros Libres es una de las estrategias de la Alcaldía de Medellín que se suma al esfuerzo de otras entidades que promueven y fomentan la lectura entre los ciudadanos. La repercusión se ve reflejada en cifras que elevan a la ciudad como la que más libros lee en Colombia. Según la Encuesta Nacional de Lectura de 2017, los colombianos leen 5.1 libros al año. En Medellín el promedio es mayor, con 6.8 libros; seguida de Bogotá (6.6), Tunja (6.5) e Ibagué (6.1). Se suele decir que en cuanto a la lectura las cifras no son tan importantes pero los lectores que en la Parada Juvenil de la Lectura hacían fila durante más de dos horas para liberar libros quizá no estén tan de acuerdo. Aunque solo se permitían dos libros por lector, la mayoría quería llevarse todos los que pudiera abarcar con sus manos.

Cerca de seis mil sellos fueron estampados en las páginas de los seis mil libros que se liberaron en distintos espacios. Además de la liberación masiva que se realizó durante la 10.ª Parada Juvenil de la Lectura, se realizaron activaciones a menor escala en las cuales se repetía la escena de lectores ansiosos por liberar ese título del que se enamoraban a primera vista desde la distancia. Una proyección de cine al aire libre en el Museo de Arte Moderno en Ciudad del Río, el barrio Carlos E. Restrepo y el Parque Biblioteca Belén fueron lugares donde los Libros Libres se encontraron con su lector ideal. Los testimonios de quienes trabajan en esta estrategia de promoción de lectura coinciden en la descripción de quienes logran liberar un libro: sus rostros son de emoción, corroboran que cada libro encuentra a su lector en el momento indicado.

Y esas palabras de agradecimiento que los lectores expresaban cuando salían del domo de Libros Libres, estrechando los títulos contra el pecho, como en un abrazo, resuenan sin duda hasta esas entidades que con sus donaciones hacen posible que en Medellín la lectura sea un sinónimo explícito de libertad.

Desde la Secretaría de Cultura Ciudadana de la Alcaldía de Medellín queremos agradecer la participación en esta iniciativa a las editoriales y entidades que con el único interés de llenar la ciudad de libros, de que en Medellín se respire la lectura, donaron ejemplares para seguir fortaleciendo la estrategia de Libros Libres y fomentar encuentros que despiertan en asombro, que alimentan la imaginación, que llena de sueños la realidad. Ellos son:

● Alianza
● Angosta
● By The Book Geek – Grupo Penta
● Ediciones Hispánicas
● Fondo de Cultura Económica
● Frailejón
● Grupo Planeta
● Hilo de plata
● Instituto Tecnológico Metropolitano
● Librería Nacional
● Luna Libros
● Mesa Estándar
● Museo de Antioquia
● Penguin Random House
● Plaza y Janés
● Sílaba
● Tragaluz
● Universidad Pontificia Bolivariana

 

 

Plan Ciudadano de Lectura, Escritura y Oralidad, En Medellín tenemos la palabra
Eventos del Libro
Secretaría de Cultura Ciudadana
Alcaldía de Medellín

Comparte esta noticia:
adminMás de seis mil libros libres están recorriendo la ciudad

Realiza un comentario