Exlibris, un lugar para evadirse y encontrarse

Por admin en Junio 18, 2018 , No hay comentarios

Afuera, el bullicio propio de una calle comercial de la ciudad. Automóviles, transeúntes y bares aledaños, una especie de concierto de voces y sonidos que se unen en un solo murmullo. Un restaurante, una tienda de barrio, un bar, una pizzería, algunos carros, varias bicicletas, muchos árboles. Todo eso contrasta con los libros que se exhiben en una de las vitrinas de la calle, la vitrina de Exlibris, la librería, café y repostería del barrio Carlos E. Restrepo.

Adentro, un deleite para los sentidos. Música, estanterías llenas de libros, productos literarios y unas coloridas sillas. Al fondo, una vitrina con variada oferta de repostería, la misma que emana un olor exquisito que invade el espacio. Todo el ambiente invita a hacer una pausa, a agudizar los sentidos y a quedarse, durante horas, leyendo, conversando o trabajando.

Este local ha estado siempre impregnado de la esencia literaria. Antes era sede de la librería Al pie de la letra, donde trabajaba Patricia Melo. Ella siempre soñó con combinar dos de sus grandes pasiones, la repostería y los libros y, como ella misma cuenta “siempre  proponía que vendiéramos café o una tortica”. Por eso, cuando las propietarias de Al pie de la letra decidieron cerrar esta sede, le propusieron que se quedara con el local y pudiera abrir una librería como se la soñaba.

Así, en el año 2015, nació Exlibris, cuyo nombre es una palabra del latín que significa “desde los libros” y es la marca de propiedad que se estampa o imprime en los libros o documentos. Patricia cuenta que cuando el lugar era solo librería, el negocio era difícil y que la idea de combinar la repostería con los libros y el café ha sido un acierto, según sus palabras, “se venden muchos más libros que antes, porque la gente que entra a tomarse un café se antoja de un libro”.

Exlibris es un negocio familiar en el que Patricia, su esposo e hijo invierten su tiempo y corazón. Allí es tan importante ofrecer un café de calidad, un buen postre, o una comida deliciosa, como escoger cuidadosamente los libros que componen los estantes literarios. Es por eso que la característica principal de Exlibris y de la que más se enorgullece su propietaria es de poder escoger por sí misma todos los títulos que componen las ventas.

Desde el principio fue importante para ellos escoger qué tipo de libros ofrecer. Las editoriales independientes fueron su prioridad y, aún hoy,  tienen un lugar destacado en los estantes. El cómic y la ilustración, al no existir en ese momento oferta en la ciudad, se volvieron predominantes. Hoy también se puede encontrar literatura y ciencias sociales y, por supuesto, literatura infantil que es el tipo de literatura más vendida y que, en su extenso inventario, cuentan con cerca de 1400 títulos.

Pero los libros y el contenido del local no serían nada sin los visitantes que alimentan el lugar con sus historias y las horas que pasan aquí. Algunos de estos visitantes son lectores asiduos y otros tantos se han dejado seducir por los libros después de las recomendaciones que aquí se les hacen. Es por ello que muchos vuelven, con una sonrisa en el rostro y el agradecimiento por aquel contacto con las historias, los libros y la palabra.

Para conquistar a nuevos lectores, para enamorar a los de siempre y para dar originalidad al negocio, también hay un espacio dedicado a lo que Patricia llama “chécheres”. Objetos coleccionables, souvenirs y productos literarios. Ella cuenta que desde que abrieron la librería ha sido importante tener siempre este tipo de accesorios en el inventario porque, según dice,  “yo siento que la gente le tiene miedo a las librerías, la gente que no ha tenido contacto con el libro se intimida en una, no sabe qué mirar. En cambio, si ven un lugar donde hay de todo, checheritos, separadores y libretas, se acercan mucho más fácil”.

Exlibris es un lugar para evadirse y para encontrarse. Ya son tres años en los que han pasado por allí muchos lectores, visitantes y comensales. Ahora sus puertas también se abren a la cultura, dando espacio a los autores para presentar sus libros y a los artistas para hacer presentaciones. Exlibris es una receta compuesta de libros, café, repostería, regalos  y recomendados literarios, que da como resultado un plato exquisito para la cultura, la literatura y la palabra en nuestra ciudad.

El recomendado de Exlibris a propósito de Las formas de la memoria

De los libros recientes, el que más ha enamorado a Patricia es Patria, de Fernando de Aramburu. Cuenta la historia de dos familias en la España Vasca, alrededor del conflicto de la ETA.  Según ella misma, “Es un libro que nos toca mucho a nosotros, que también hemos vivido mucho el asunto de la guerra y el terrorismo. En cada familia de la historia hay unas mujeres muy importantes, que son muy parecidas a las mamás nuestras, e incluso hablan parecido. Habla del conflicto, de la discriminación, pero que la ETA entra en el proceso de paz y después entra en el asunto del perdón y de la reconciliación. Le saca a uno lágrimas. Es un libro muy hermoso y que nos enseña mucho de ese asunto”. 

Comparte esta noticia:
adminExlibris, un lugar para evadirse y encontrarse

Realiza un comentario