Tener un país invitado en la Fiesta del Libro y la Cultura significa alojar en nuestra ciudad, durante diez días, a un mundo ajeno al nuestro. Significa, además, reconocer en la diversidad social, cultural y artística una forma de encontrarnos y de comunicarnos a través de aquello que nos hace semejantes en medio de la diferencia.

Entendemos como país no solo la institución que los organismos internacionales han determinado, sino como aquella invención humana definida por el pensamiento y asentada en un territorio. El invitado a la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín puede ser una ciudad como Tijuana —invitada a la Fiesta del Libro en 2014— o Medellín (Extremadura) —invitada en 2015—, o también puede ser un país como Brasil —invitado en 2017— y México —invitado en 2018—.

Invitar a un país a la Fiesta del Libro y la Cultura es, entonces, la ocasión propicia para establecer un diálogo entre contextos que, a pesar de la distancia, comparten similitudes históricas que se hacen cada vez más visibles en el acontecer diario de un mundo globalizado. Y el libro, en este caso, se erige como el puente que conecta lectores de universos diferentes que viajan a través del tiempo y las naciones.


Algunos objetivos del proyecto País Invitado son:

▪ Poner en perspectiva problemas propios y revisar estrategias que desde la cultura sirvan para incidir en ellos.
▪ Estrechar lazos de cooperación y enriquecer procesos sociales y culturales recíprocos para transformarlos en proyectos o programas conjuntos.
▪ Fomentar el intercambio cultural y el diálogo de saberes, desde la literatura, el cine, la gastronomía y las demás artes.
▪ Dar a conocer autores y editoriales desconocidas en el contexto local y presentar autores de Medellín al país o ciudad invitado.

adminPaís Invitado