• |
  • Nosotros

Nosotros

¿Quiénes somos?

Los Eventos del Libro son un proyecto de la Alcaldía de Medellín, que responden al Plan Ciudadano de Lectura, Escritura y Oralidad, y que de la mano del Sistema de Bibliotecas Públicas de la ciudad, fomentan la lectura, promueven el arte y la cultura y generan espacios de encuentro y convivencia alrededor del libro. Tres encuentros ciudadanos donde se celebra la palabra en todas sus formas y manifestaciones.

Cada año, los Eventos del Libro se desarrollan bajo el paraguas de un concepto, una temática que invita a la ciudadanía a reflexionar alrededor de este. En el 2021 la temática será las Palabras

Manifiesto 2021

Las palabras son cautivadoras. Desde que somos niños y balbuceamos las primeras sílabas, alrededor solo se escuchan elogios por nuestra hazaña. No es para menos, a partir de ese momento comenzamos a intuir el mundo que nos rodea, a volverlo parte de nosotros, lo que le va dando un significado mayor a la existencia. Al decir casa, perro, mamá, poco a poco estamos empezando a entender lo que es el hogar, la amistad, el amor.

Con el tiempo, aprendemos más palabras y con ellas crece el universo que habitamos, lo exploramos, le encontramos nuevos sentidos. Las palabras palpitan, nacen a cada instante, se transforman, nos enseñan de eternidad. Diría Neruda: “… Son antiquísimas y recientísimas… Viven en el féretro escondido y en la flor apenas comenzada…” Esa amplitud poderosa e infinita, es gran parte de lo que nos constituye, por eso a través de esos códigos hallamos maneras de expresarnos, de cuestionar la realidad, de compartir con otros lo que somos.

Las palabras, además, son un rastro de nuestro origen. Dentro de sí están las travesías de los primeros viajeros, las mutaciones de nuestra especie, la huella del intercambio con otros; por ejemplo, al estar mareados, traemos a la memoria los antiguos navegantes que al vaivén de las olas nombraron así su malestar por el arrullo del océano, término proveniente de la raíz latina mare, que significa “masa de agua”.

En Medellín sabemos de ese poder que tienen las palabras: pueden sanar, dar fuerza, alentar la esperanza, salvarnos. Es por eso que muchos trabajamos por el fomento de la lectura, la escritura y la oralidad, convencidos de que es uno de los caminos para mejorar la vida de quienes logran encontrar, como nosotros, su valor.

No debe resultar extraño entonces que nuestro Plan Ciudadano de Lectura, Escritura y Oralidad lleve su nombre: En Medellín tenemos la palabra. Que nos llegue con un espíritu: encontrar en ellas diversas posibilidades de un vivir mejor. Y de allí su mensaje, claro, sencillo y contundente: Las palabras funcionan.

Este año, además, estamos celebrando quince años de la Fiesta del Libro y la Cultura que, más que un evento, ha sido el escenario donde toda la ciudad pone en común su amor por los libros, refugio fundamental de las palabras. Es por ello que lectores, libreros, editores, ilustradores, escritores, traductores, miembros de esta gran familia, serán los invitados de honor a esta festividad.

Plan LEO

El Plan ciudadano de Lectura, Escritura y Oralidad, ofrece un ecosistema para que los ciudadanos ejerzan su derecho a leer, escribir y a conversar; a través de eventos como las fiesta del libro, el fondo editorial, becas y premios a la creación en literatura, los abuelos cuenta cuentos, pasitos lectores, clubes de lectura… Así como librerías, biblioteca escolares, universitarias, populares y comunitarias, además de las 34 unidades información que conforman el sistema de bibliotecas publicas de Medellín y los demás actores involucrados en la creación y promoción de libros. Una política publica para la ciudadanía que celebra el hecho de que la lectura viaja de muchas formas y que las palabras funcionan.


Ver plan

Premio León de Greiff

Nació en el 2015 como una forma de promover la lectura y la creación literaria.

El Premio cuenta con la colaboración de un jurado competente y autónomo, conformado por cinco reconocidos escritores o críticos literarios, que será anunciado en el mes de julio. El nombre del ganador se dará a conocer en el mes de agosto y será durante la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín, en el mes de septiembre, que se entregará el reconocimiento.
El Premio León de Greiff al Mérito Literario es posible gracias a una alianza entre la Universidad Eafit, la Secretaría de Cultura Ciudadana de la Alcaldía de Medellín y empresas comprometidas con la cultura: Grupo Argos y sus empresas Argos y Celsia.

Ganadores

  • 2016 Juan Calzadilla – Poeta venezolano
  • 2017 Luisa Valenzuela – Escritora argentina
  • 2018 Elkin Restrepo – Poeta Colombiano
  • 2019 Eduardo Rodríguez Juliá – Escritor Puertorriqueño.

Casa de la literatura San Germán

La Casa de la Literatura San Germán, ubicada en el centro occidente de la ciudad, fue creada especialmente para que la comunidad se encuentre alrededor de la lectura, la escritura y la oralidad; respire libros de manera intensa y celebre la palabra. Es por esto que proyectos como los Eventos del Libro, el Plan Ciudadano de Lectura, Escritura y Oralidad y el Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín tienen su sede aquí, iniciativas gubernamentales que durante años habían sido nómadas, pero que ahora tienen un espacio en donde realizar promoción de lectura e invitar a los ciudadanos a reconocer en las palabras muchas maneras de vivir mejor.

La Casa de la Literatura es un lugar de encuentro en donde se abrazan las historias y  se establecen nuevos puentes entre escritores, investigadores, pedagogos de las letras, editores y lectores.

Un lugar lleno de programación para toda la familia: niños, jóvenes y adultos que podrán habitarla entre lecturas en voz alta, exposiciones, actividades para público infantil y talleres para los más grandes. Un espacio para perderse en las historias y en los diferentes mundos traídos por la imaginación, la fotografía, el cine, el teatro y los libros.

Nuestra hisotria

Todo empezó como un pequeño festival cultural en una ciudad que se despertaba de una pesadilla. En 2007 Medellín no imaginaba que ese encuentro de libreros que sacaban sus mercancías a la venta en el Jardín Botánico se iba a convertir en uno de los principales eventos feriales de América Latina. Pero la continuidad y la persistencia permitieron que los habitantes tuvieran la oportunidad de valorar la importancia de un evento público de calidad, con énfasis en la formación de lectores.

El origen de los recursos con los que se hace la Fiesta marca una diferencia con la mayoría de las ferias del libro en América Latina, pues en algunos países del área son las cámaras del libro, es decir, el gremio de la industria editorial, las dueñas de los eventos. Esto obliga a que la administración de la ciudad tenga muy claro el panorama del desarrollo de este sector de las industrias culturales y su voluntad de intervenir activamente para impulsar la economía en términos equitativos.

Crear el gusto por la lectura es la tarea central de los eventos. Las ferias privadas responden al objetivo de vender libros y asumen que la venta creará como consecuencia un universo lector. Esta lógica dice que si hay libros en el mercado, habrá lectores. Sin embargo, en Medellín hemos invertido este razonamiento y formulamos la ecuación en términos de la creación de una atmósfera propicia para que la ciudad sueñe con la fantasía y la imaginación, que valore el conocimiento y sienta que es parte integral de la vida en nuestra sociedad. Luego vendrán los libros y seguramente llegarán las ventas para la industria editorial. Esta es una declaración de principios que la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín ha mantenido vigente durante estos trece años de existencia.

En 2007, cuando se hizo la primera edición de la Fiesta del Libro, hubo 13 entidades participantes en el área de promoción de lectura que hoy ocupa buena parte del Jardín Botánico. En 2017 participaron 37 y en total han trabajado, en las 14 ediciones, más de 70 entidades especializadas en la tarea de animar a los potenciales lectores para que asuman la lectura como una opción de vida. No hay otra manera de realizar un proceso efectivo con nuestros niños, niñas, jóvenes y demás personas interesadas en la lectura en Medellín y en Antioquia.

El resultado es una oferta de talleres diversa, rica y profesional para los estudiantes y para el público general, preparada por los incansables gestores culturales y promotores de lectura con los que cuenta nuestra ciudad. En nuestra 14ª edición, en 2020, recibimos más de 300 mil de visitas, ofrecimos 110 horas de programación académica, 465 actividades con 794 invitados de 19 países, 105 entidades aliadas y 42.142 conectados en vivo en todas nuestras actividades virtuales. Encuentros con escritores, músicos, ilustradores, dibujantes de cómic, editores, libreros, antropólogos y muchos otros amantes de las diferentes formas de la literatura. 160 expositores estuvieron presentes en la muestra comercial literaria y con 6.600 libros llegaron a los hogares de los amantes de los libros y la Fiesta.

En 14 años el crecimiento de la Fiesta se ha hecho evidente en muchos aspectos. Bastaría mencionar que el número de visitas se ha multiplicado por diez desde aquella primera edición para entender que los retos económicos, logísticos y conceptuales son cada vez mayores. El origen de los recursos destinados al evento requiere que su manejo sea transparente y orientado por la filosofía de lo público. Y la vinculación de otros socios públicos y privados a la Fiesta del Libro es una manera de conectar a estos dos pilares de la vida de la ciudad. Es un mensaje a los habitantes de la región que ven en esta alianza la voluntad del Estado y de los habitantes de Medellín de construir colaborativamente una sociedad abierta a las necesidades y a las realidades de los ciudadanos.

La asociación con entidades privadas es un síntoma de fortaleza de la sociedad civil que respalda los proyectos más queridos por la ciudadanía. No hay dudas de que la Fiesta del Libro es mucho más que un evento de 10 días. Durante buena parte del año la ciudad trabaja en función de la Fiesta que se realiza en septiembre. Los colegios, las entidades de promoción de lectura, los libreros, editores, distribuidores, todos los participantes saben que esto es un proceso que involucra a mucha gente y que requiere muchos recursos.

La Alcaldía de Medellín, a través de la Secretaría de Cultura Ciudadana, lleva a cabo además otros dos eventos masivos relacionados con la lectura: la Feria Popular Días del Libro que nació en los años 50 y tiempo después es adoptada por la Alcaldía de Medellín a través de Eventos del Libro en articulación con el Plan de Lectura, Escritura y Oralidad, para fortalecer el circuito editorial de la ciudad formado por creadores, editores y libreros, este evento se realiza a finales de abril o en mayo, y la Parada Juvenil de la Lectura, que se origina en 2009 desde la necesidad de llegar de manera alternativa a los jóvenes, ofreciendo otros formatos desde las nacientes tecnologías con el fin de acercar a este público a la literatura, y que se nutre de otras formas de cultura como muestras artísticas y musicales, la Parada se lleva a cabo en julio de cada año. Estos dos eventos, son el abrebocas del gran encuentro de septiembre, cuando la gente de la ciudad visita la Zona Norte para vivir la Fiesta de todos.

La Fiesta ha cambiado muchas cosas en la ciudad. La Zona Norte, sector donde están localizadas instituciones fundamentales en esta historia de más de trece años de entusiasmo, pasó de ser un lugar en el que a nadie se le ocurriría ir a leer y a reunirse con otros, para convertirse en un punto de encuentro esperado por cientos de miles de personas que creen en la palabra y en el pensamiento. El miedo a la violencia de otro tiempo se transformó en deseos de vivir y de ejercer el derecho de los seres humanos al conocimiento y al disfrute de la imaginación y la fantasía. Durante los días de la Fiesta del Libro los visitantes se contagian del espíritu cívico y asumen actitudes de respeto por las normas como garantía de que todos por igual, sin distingos de ninguna naturaleza, son los dueños de la Fiesta.

Github