Eventos

Eventos del libro

Proyectos especiales

Ciudad Libro

Fomento a LEO

Salones

La poesía y la escritura pueden ser un resguardo del dolor

Fecha:

AUTOR:

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

‘’En el dolor todos somos iguales, todos somos hermanos’’ fue la conclusión a la que llegaron los poetas y escritores Javier Naranjo y Juan Mosquera en el espacio Charlas de la tarde, que se realizó en la cuarta versión de la Feria del Libro de El Retiro: “Aventuras de papel”.

Los poetas Javier Naranjo y Juan Mosquera, en una conversación cercana e íntima con sus lectores, moderada por la también poeta Manuela Gómez, compartieron fragmentos de sus poemas y anécdotas que permitieron conocer cómo se enfrentan a la hoja en blanco, cómo logran descubrir la poesía en medio de lo cotidiano y traducen sus historias y las de otros en versos.

Javier Naranjo asegura que, pese a que la escritura es liberadora, la poesía no es la Cruz Roja del espíritu, pero escribir es una manera de exorcizar el dolor y de decirle a quien lee o escucha sus versos, que todos tenemos dudas, miedos, soledades y dolor que, puestos en un texto de manera divertida, acompaña y muestra que todos caminamos por ahí en algún momento de la vida.

Por su parte, Juan Mosquera afirma que escribir no modifica el dolor, porque para él lo que duele sigue doliendo, pues el dolor de la ausencia es contundente y golpea fuerte, pero cuando este dolor se convierte en palabras se comparte. Para él, después del dolor sigue la vida, así como después de un silencio sigue una palabra, todo está casi al mismo tiempo, porque no nos gobierna un solo sentimiento y después del dolor se puede escribir y hasta bailar.

“La poesía es una forma de refugio en el dolor o es una manera de transformar el dolor, porque domestica, digámoslo así, los sentimientos que a veces son un animal que uno no sabe bien cómo cuidarse de él. La tristeza y el dolor dan zarpazos grandes en la vida que nos siguen acompañando. La poesía siempre es caricia, una caricia que a veces duele, pero que siempre va a ser necesaria”, asegura Mosquera.

Y Naranjo agrega: “Decía una niña que la poesía es muy bonita porque da frases de amor, eso me parece muy simpático y muy especial esa mirada. Otro niño decía que la poesía es algo aburridor y solo lo aprenden los poetas, o sea, estamos ahí en ese juego de opiniones y sentimientos y sensaciones con respecto a eso que es lo poético. Yo diría que no solo da frases de amor, sino frases de tristeza, frases de dolor, frases… habla de la pérdida también, habla de la fragilidad humana, de lo perecible y, en ese sentido, creo que la expresión del poema, o sea, el poema que hecho a través de palabras, hablo en concreto de eso escrito, es capaz de traernos a nosotros mismos, al ponerlo al frente, al escribirlo, nos pone de frente, nos exterioriza, nos permite vernos y ver a los demás también”.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe las últimas novedades y programación en tu correo. ¡Sé el primero en enterarte!

Síguenos en redes sociales

Conéctate con nosotros todos los días

Todos los derechos reservados.

Eventos del Libro ® 2022