El valor de tener una propia voz

Por admin en Julio 3, 2019 , No hay comentarios

No me calles. El derecho a tener una voz y hablar de lo que queramos, será el espacio que acompañará el periodista Santiago Rivas, en el Laboratorio Astrolabio, donde ocurrirán las conversaciones en la 11.ª Parada Juvenil de la Lectura, que se realizará del 6 al 7 de julio, en la UVA Huellas de Vida, en San Javier. A propósito, Santiago Rivas escribió un texto sobre este tema: el valor de tener una propia voz. 

Por: Santiago Rivas

Colombia, más que muchos otros países (y, por supuesto, menos que algunos otros), ha perdido su noción del valor de la libertad. No es poca cosa, porque la libertad, al menos en mi opinión, es el tesoro más preciado que tenemos, por encima de la seguridad, por encima de la familia, por encima de todo. Ser libres nos permite ser, así de simple. No lo recordamos a menudo, porque el colegio, la universidad, los papás, las autoridades y la sociedad en general están, muchas veces sin quererlo, coartando esa libertad.

Si una persona mantiene su libertad intacta, sin pasar por encima de la libertad de los otros, es seguro que va a ser más feliz que alguien que no, pero también es posible que tenga que atravesar muchas dificultades, porque lastimosamente, la gente suele temer a la libertad. Todos tememos hacernos responsables por nuestros actos cuando no haya alguien que nos diga qué está mal y qué está bien o qué tenemos que hacer, pensar y decir, y el poder, aquellos que tienen algún tipo de poder, temen a la libertad de los demás, hasta el punto de ejercer violencia contra aquellas personas cuya libertad los hace sentir amenazados.

Sin embargo, aún sigo creyendo que vale la pena ejercer la libertad, construir desde ella. Solamente entre individuos dueños de sí mismos, se pueden formar comunidades poderosas, viables, organizadas. No es el control y la imposición del orden lo que configura ciudades mejores y barrios más seguros; es la confianza de la gente en sus vecinos, de la gente en las instituciones y de las instituciones en la gente.

Solamente cuando somos libres, podemos darle un propósito a nuestra vida en la ciudad.

Mi frase favorita de la Biblia la dijo Jesús: “La verdad os hará libres”. El valor de tener, cultivar y expandir nuestra propia voz, de contar nuestra verdad y el respeto por la libertad de los otros y sus propias voces, nos hace verdaderamente libres. No es solo que decir la verdad sea una liberación, que lo es, sino que la verdad y la libertad siempre estarán intrínsecamente ligadas, son la una con la otra siempre. Cultiven su propia voz, cuenten su verdad y no callen su historia, porque la mentira más peligrosa siempre será el silencio.

 

Comparte esta noticia:
adminEl valor de tener una propia voz