2016

II Premio León de Greiff al Mérito Literario

Por admin en Noviembre 8, 2016 , 1 comentario

Bases

El II Premio León de Greiff al Mérito Literario abre su convocatoria para 2017. Este estímulo busca reconocer la vida y obra de un autor. Se otorga a poetas y narradores vivos, cuyas obras hayan sido escritas en español.

Es una distinción que se entrega alternadamente, un año a un poeta y el siguiente año a un narrador. En 2017 el jurado seleccionará a un narrador de ficción, es decir, a un autor de novelas o de cuentos.

Los nombres candidatos al Premio pueden ser propuestos por alguna de las siguientes vías:

  1. Las bibliotecas públicas o privadas de Latinoamérica y España podrán postular un candidato por biblioteca. Este candidato puede ser de cualquier país de Iberoamérica y no necesariamente del país donde se encuentra la biblioteca que lo propone.
  2. Cada uno de los miembros del jurado podrá proponer un candidato para la consideración final en la que se tomará la decisión del nombre ganador del Premio León de Greiff al mérito literario.

El reconocimiento está dotado de 30 millones de pesos colombianos y se entrega durante la Fiesta del libro y la cultura de Medellín en el año vigente. El nombre del ganador se anuncia un mes antes de la Fiesta del libro. El autor galardonado debe aceptar en forma explícita y se compromete a asistir a la ceremonia de premiación en Medellín, Colombia. El acto central de la gala de premiación es una conferencia magistral del autor seleccionado.

Instrucciones para la postulación de candidatos

Las postulaciones estarán abiertas a partir del 1 de noviembre de 2016 hasta el 1 de abril del año sucesivo.

Las bibliotecas y jurados participantes deberán hacer una carta de postulación donde esté explícitamente establecido que el autor está de acuerdo con ser postulado. En la carta (como archivo adjunto en .doc) deben explicarse los méritos literarios por los cuales se postula la totalidad de la obra del candidato. La biblioteca postulante debe estar claramente identificada y la postulación debe estar firmada por el responsable directo de cada institución.

Las postulaciones se harán digitalmente por medio de un formato que estará a disposición de las bibliotecas en la página web de la Biblioteca de la Universidad Eafit (http://www.eafit.edu.co/biblioteca) o a través del link:

https://eafit.wufoo.eu/forms/premio-leon-de-greiff-al-merito-literario

Mayor información:

promocionlectura@eafit.edu.co

Sobre el Premio y el jurado

En septiembre de 2015 se creó el Premio León de Greiff al Mérito Literario gracias a una alianza entre la Universidad Eafit, la Fiesta del libro y la cultura de Medellín y empresas comprometidas con la cultura: Grupo Argos y sus filiales Celsia y Argos.

El patrocinador no interviene en la reglamentación, convocatoria o manejo del Premio -que es responsabilidad de la Universidad Eafit- y cuenta con la colaboración de un jurado competente y autónomo, conformado por cinco reconocidos escritores o críticos literarios. Un vocero de la Biblioteca de la Universidad Eafit y uno de la Fiesta del libro y la cultura participarán en las deliberaciones y tendrán voz, pero no voto en la decisión final.

En 2016 el venezolano Juan Calzadilla fue el poeta merecedor del I Premio León de Greiff al Mérito Literario que se entregó durante la 10ª Fiesta del libro y la cultura de Medellín. El jurado estuvo integrado por el poeta Juan Manuel Roca junto a Piedad Bonnett, Santiago Mutis Durán, Juan Camilo Suárez Roldán y Alberto Barrera Tyszka.

Los organizadores del premio expresan su sentido agradecimiento a los herederos del gran poeta antioqueño León de Greiff por permitir que este galardón lleve el nombre de su padre y abuelo.

read more
adminII Premio León de Greiff al Mérito Literario

Detrás de sus ojos

Por admin en Septiembre 27, 2016 , No hay comentarios

Hace un par de semanas el fotógrafo Daniel Mordzinski estuvo de visita en Medellín, como invitado a la Fiesta del libro y al cultura. Con nosotros conversó en las Charlas de la tarde y, además, presentó la exposición al aire libre Retratar la escritura, que le daba la bienvenida a los visitantes en la carrera Carabobo.

Como es usual, en su visita fotografió a varios escritores, entre locales y visitantes. Juan Calzadilla, Laura Restrepo, Leila Guerreiro, Salcedo Ramos, Juan Gabriel Vásquez, para nombrar algunos muy conocidos. Durante las largas jornadas de retratos lo acompañó Isaac Meneses, a quien el propio Mordzinski llama a veces “mi escudero”. De todas esas sesiones de trabajo Isaac hizo su propio registro, ubicado como testigo, afuera de la escena, siempre detrás de los ojos del fotógrafo.

Compartimos algunas de sus imágenes, que permiten conocer cómo trabaja Mordzinski, y cómo se lograron algunos de sus mejores retratos.

Juan Calzadilla

Juan Calzadilla, junto a sus asistentes

Juan Calzadilla

Grupo de autores, en la Comuna 8

Lourdes Guerra y Luis Pastor

Javier Vásconez

Héctor Abad

Giuseppe Caputo

Mario Mendoza y Antonio García Ángel

Leonardo Oyola

Leonardo Oyola

Leila Guerreriro y Salcedo Ramos

Juan Gabriel Vásquez

read more
adminDetrás de sus ojos

Los números de la Fiesta del libro

Por admin en Septiembre 20, 2016 , 1 comentario

El pasado domingo, 18 de septiembre, la Fiesta del libro y la cultura cerró sus puertas. El balance final fue más que satisfactorio: 420.287 visitas. Con esto se superó no solo la cifra de asistencia del año pasado, sino las expectativas de la Alcaldía de Medellín y la Secretaría de Cultura Ciudadana, que se habían fijado una meta de 380.000.

Aparte de los visitantes, el cierre del evento dejó otros números bastante optimistas: en total se contó con la presencia de 353 invitados, entres escritores, periodistas, fotógrafos, editores y artistas musicales. Su presencia hizo posible que se realizarán 45 conversaciones en la franja de Charlas de la tarde, 104 lanzamientos de libros, 66 actividades con entidades aliadas y 80 horas de programación artística, entre las tarimas Sura y Carabobo.

29611620315_2e8947cfb8_m

La muestra comercial literaria tuvo presencia de 105 expositores: 12 fondos editoriales universitarios, 7 grandes editoriales, 22 distribuidores, 12 librerías, 8 stands de libros leídos, 11 de promociones y 6 de librerías espirituales, 7 editoriales, 10 editoriales independientes y 10 puestos del producto literario y cómic.

Lo cuatro salones dedicados al libro –Salón de Nuevas Lecturas, Salón del Libro Infantil y Juvenil, Salón Iberoamericano del Libro Universitario y Salón de Editoriales Independientes– desarrollaron su propia programación académica. En total fieron 62 actividades entre charlas, conferencias y talleres. La ciudad invitada, Medellín –y la región de Extremadura– también recibió una convocatoria generosa: 2.135 visitantes que asitieron a conferencias, conciertos, una muestra de comida extremeña, proyecciones de cine y un par de exposiciones fotográficas.

El Jardín Lectura Viva, un espacio en el que los protagonistas son los pequeños lectores, registró un aproximado de 85.185 visitas y la realización de 2.400 talleres de promoción de lectura. Y el programa Adopta un autor, que aún no finaliza y se extenderá hasta octubre, ha realizado 44 adopciones con 42 escritores, en 36 instituciones educativas.

29631665816_d987c0ab64_m

Por último, la rueda de negocios, que se llevó a cabo entre el martes 13 y el miércoles 14 de septiembre, convocó 575 encuentros entre integrantes de la cadena de valor del libro. En total se lograron 132 alianzas, 162 expectativas de negocio y 262 millones de pesos en 14 posibles ventas.

Para la Fiesta del libro y la cultura de Medellín no queda más que decir: ¡gracias!

read more
adminLos números de la Fiesta del libro

10 razones por las que el libro merece una Fiesta

Por admin en Septiembre 19, 2016 , No hay comentarios

Por: José Daniel Palacios

10. Medellín se lo merece

Una celebración alrededor de la cultura hace de Medellín un ejemplo para otras ciudades, donde lo público puede reunir a las personas a celebrar el conocimiento. Medellín se ha convertido en anfitriona  de una Fiesta, que entre tantas, se ha hecho espacio para crecer y darle un nuevo significado a los esfuerzos del sector público y el privado para ofrecer a la ciudadanía más calidad de vida.

9. Podemos viajar sin salir de Medellín

Los libros son una oportunidad para viajar a través de las palabras de otros. La lectura nos muestra una realidad que puede ser más posible que la que tenemos frente a nosotros, y en la medida en que viajamos, se aplica eso de que “leer, no es otra cosa que ponerse en marcha”.

8. Podemos transmitir el conocimiento

La celebración en torno al libro tiene también como sentido perpetuar la transmisión de conocimientos, de historias y proezas a quienes vendrán al mundo para seguir explorando lo que tantos otros han recorrido.

7. Por un espacio libre de la pesadez de la ciudad

Un lugar lleno de magia, palabras y música se ha encargado de habitar durante diez días en la Zona Norte de la ciudad, haciendo de éste un espacio propicio para alejarse de las largas horas de trabajo, del humo de los carros y de los momentos en los que la vida pareciera no tener sentido.

6. Porque podrán leer quienes no hacen de la lectura un hábito

La Fiesta del libro y la cultura se ha consolidado como un espacio propicio para quienes no tienen el hábito continuo de la lectura –por cualquier razón– para que se den la oportunidad de dejarse seducir por una historia en un espacio en el que encontraron una amplia propuesta de programación para todos los públicos.

5. Podemos conocer a quienes escriben los libros

Más de 300 autores visitaron la ciudad para unirse a la celebración que, cada año, reúne a los ciudadanos de Medellín alrededor de la cultura y la expresión escrita. 80 de ellos visitaron colegios de Medellín, acercándose a miles de estudiantes que tuvieron la oportunidad –por primera vez– de ver a los escritores en frente suyo y disfrutar de su presencia y conocimiento.

4. Porque construimos la historia de la cultura

Vivimos un momento histórico para la ciudad cada vez que la Fiesta del libro y la cultura vuelve a definirse como un espacio que le pertenece a la ciudad y que cada día más se dispone para escribir la historia de la cultura colectiva.

3. Porque todos los ciudadanos tienen espacio

La Fiesta del libro y la cultura propicia espacios para nuevas formas de leer, para aquellos en situación de discapacidad, para los niños y jóvenes, además de los grupos sociales que se ven representados en el enfoque de los talleres, charlas y actividades dentro de la Fiesta. Además, una reunión histórica de países y editoriales hacen posible que los visitantes tengan la oportunidad de abrir su panorama de lectura y verdaderamente viajar a nuevos mundos.

2. Porque podemos conocer nuevos mundos

Los libros nos llevan a lugares inesperados y desconocidos, en esa variedad, la Fiesta del libro se ha consolidado como un espacio para contemplar, y en esa contemplación, conocer lo que no habíamos conocido y darle una nueva oportunidad a lo que nos falta por conocer.

1. Porque podemos volver a conversar

Los espacios de conversación se hacen cada vez más necesarios en las sociedades. Un espacio lleno de naturaleza para albergar un evento especial de ciudad que pretende, entre otras cosas, que no solo nos acerquemos a la lectura sino que también tengamos la oportunidad de estar más cerca de nosotros mismos.

read more
admin10 razones por las que el libro merece una Fiesta

Las fotinskis de Mordzinski

Por admin en Septiembre 18, 2016 , 1 comentario

Durante casi cuatro décadas, Daniel Mordzinski –Buenos Aires, 1960- ha retratado con una complicidad y una intimidad sin precedentes a los principales protagonistas de la literatura universal. En el ámbito hispanoamericano su trabajo adquiere un especial valor porque dibuja un gran atlas de las letras en español.

Navegar por la cartografía literaria de Mordzinski significa adentrarse en un territorio que trasciende novelas, ensayos y poemas. A través de los rostros y las situaciones únicas que nos propone, su obra nos invita a indagar entre las múltiples relaciones existentes dentro de la literatura de América Latina y en su diálogo con el mundo.

En la Fiesta del libro tuvimos una exposición de sus fotografías hecha especialmente para Medellín. Aquí, algunas de las que tomó durante su estadía en la ciudad.

Alberto Fuguet

Washington Cucurto

Octavio Escobar y Alberto Barrera

Enrique Serrano

Leila Guerriero y Alberto Salcedo Ramos

Fabián Casas

Antonio Gómez

Fabio Rubiano

Antonio María Florez

Giuseppe Caputo

Grupo Extremadura

Grupo

Jesús Ruiz Mantilla

José Manuel Díez

Juan Calzadilla

Juancho López y Jacobo Celnik

Laura Restrepo

Leonardo Oyola

Liliana Bodoc

Luis Pastor y Lourdes Guerra

Héctor Abad Faciolince

Magela Badouin y Guillermo Martínez

Manuel Gutiérrez Aragón

Susana Martín Gijón

Wendy Guerra

Yolanda Regidor

read more
adminLas fotinskis de Mordzinski

Series web, otra forma de leer

Por admin en Septiembre 18, 2016 , No hay comentarios

“La gente cree que las series web son unos pelaos locos youtubers que están pega’os haciendo selfies y hacen videos. No son eso”. Así inició Diego Montoya, director del Festival Internacional de Series Web de Medellín (Fismed), la charla ‘Series web y el futuro del entretenimiento’, donde los investigadores se dieron cita con José Manuel Hoyos, creador de Adulto Contemporáneo y Catalina Arroyave y David Correa, creadores de Algo Animal, para compartir experiencias y reflexiones sobre el tema. Pero ¿qué son, entonces, las series web?

Según Mauricio Velásquez, coordinar ejecutivo de Fismed, podrían definirse como formatos cortos y de producción liviana audiovisual, con una duración entre 3 y 10 minutos por capítulo. “Anteriormente para uno hacer cualquier programa de televisión tenía que salir con una cola de gente y eso era bastante pesado en términos de producción”, dijo. Ahora, por las dificultades económicas, se ha hecho necesario hacer cosas más sencillas y con herramientas comunes como los celulares.

José Manuel Hoyos. Adulto Contemporáneo, de Dirty Kitchen

“El ser humano es un gran consumidor de historias, no solo a través de libros y pantallas, sino también cuando estamos acá sentados: esto es una historia. El poder que tienen las historias es permitirme abstraerme de mi realidad y de la silla en la que estoy sentado para irme a otros mundos, a otros lugares. Eso es algo que se logra a través de un  libro, a través de una charla con un amigo, en una sala de cine o de teatro, con el celular, viendo una serie o pasando el dedo en Facebook. Los formatos evolucionarán pero esa esencia de contar una historia siempre permanece”.

Catalina Arroyave. Algo Animal, de Rara colectivo audiovisual

“Las series web y este tipo de escenarios permiten tener grandes posibilidades de compartir contenidos que tal vez un canal no compraría, o que de alguna manera sería mucho más difíciles de escribir, de producir… eso también posibilita que los escritores y los creadores tengan nuevos escenarios. Y así uno diga ‘bueno, voy a hacer algo y lo voy a poner en ese mar gigante que es Youtube y por ahí podría no verlo tanta gente como yo querría’, se encuentra que a pesar de que no tengamos estas grandes maquinarias de publicidad, tenemos otras estrategias y, si somos constantes y persitentes, llegamos a la gente”.

En el Medialab de Eafit empezó la investigación sobre las series web como un experiemento. Bajo la premisa “nadie sabe que no puede hasta que no sabe que no se ha hecho”, Montoya le puso a sus estudiantes la tarea de hacer una serie web en el semestre, con una emisión semanal. El resultado generó más preguntas y, finalmente, un festival.

Fismed, el festival de las series web

Según el director, este es el primero festival de Colombia, el tercero en Latinoamérica y uno de los pocos que hay en el mundo dedicados a este formato audiovisual. Este año, entre el 5 al 7 de noviembre, el festival tendrá programación académica y hará la primera entrega de 10 premios a las 10 mejores series web del mundo, escogidas por un jurado compuesto por Carlos Scolari, Anna Domaradzka y Omar Rincón, entre 989 productos postulados por 89 países.

Ómar Mauricio Velásquez, coordinador ejecutivo de Fismed, respondió algunas preguntas sobre el Festival:

¿Cómo surgió la idea de hacer FISMED?
Nosotros estábamos produciendo series web en el pregrado de Comunicación Social de Eafit, y nos dimos cuenta de que a nivel comercial también se le apostaba a los relatos cortos. El Festival nace entonces de una pregunta: ¿cómo hacer que no fueran algo muy serio, pero tampoco entretenimiento ligero? Entonces decidimos hacer un festival, donde tuviéramos una muestra general de producciones y, que al mismo tiempo, funcionara como una reflexión académica y teórica fuerte.

Ustedes dicen que fue muy difícil que les creyeran para hacer el Festival. ¿Por qué? ¿Quién les tenía que creer?
En la academia nos tenemos que dar cuenta de que ahí se concentran  mucho en los procesos de reflexión teórica donde a veces hay, reconozcámoslo, una soberbia intelectual. Para la comunicación y para cualquier campo aledaño –diseño, publicidad, artes, etc– es muy difícil mostrarle a las personas que la creación en general tiene que sufrir cambios alternados a los modelos de interacción y de apropiación orgánica que se están teniendo, como las redes sociales. Eso es lo que siempre cuesta. La gente cree que estas cosas que son entretenimiento ligero son fáciles de digerir, son fáciles de hacer y que no necesitan ningún componente creativo.

¿Cuál es la relación del Fismed con las nuevas lecturas que propone la Fiesta?
Es un asunto muy simple: para hacer algo bueno en términos narrativos tenés que saber escribir. Para saber escribir tenés que saber leer. Entonces, todo los referentes formales y contextuales nos tienen que poner en un lugar como el Salón nuevas lecturas. Le contamos al director de la Fiesta cómo es el proyecto y él nos dijo que está en sintonía y en consonancia con lo que la Fiesta quiere mostrar. Hay nuevos campos para crear y para poder explotar este tipo de cosas.

read more
adminSeries web, otra forma de leer

Los extremos del silencio

Por admin en Septiembre 18, 2016 , No hay comentarios

Por: José Daniel Palacios

Piedad Bonnett y Julio Olaciregui, escritores colombianos, participaron de la estrategia de adopta a un autor de la Fiesta del Libro y la cultura. Esta estrategia hace posible que 84 autores visiten 80 colegios de Medellín, y permiten que los estudiantes se acerquen a los escritores después de un proceso juicioso donde los  conocen la obra del autor y su trayectoria. Esta apuesta de la Fiesta del libro ha dejado muchos buenos momentos en la memoria colectiva de la ciudad, además de un gran aporte a la promoción de la lectura. Aquí, dos de las experiencias.

La mochila de Olaciregui

Julio Olaciregui, un barranquillero de pocas palabras pero de expresiones completas y un acento como el de cualquier costeño, llegó a la Institución Educativa Mariscal Robledo junto a Adriana Rosas, su compañera. El rector del Colegio, con gran impresión al ver al autor acompañado, recordó lo que para él son las etapas del amor, y así comenzó el encuentro. Después de conocer a los profesores y a algunos estudiantes, Olaciregui entró al coliseo del Colegio en medio de un aplauso que parecía no tener fin. El ambiente se acomodó como algo parecido a una fiesta, y entre representaciones, obras de teatro, poemas y un elegante maestro de ceremonias, se fue acomodando una muestra fiel del escritor.

Desde que decidieron ilustrar algunos de los cuentos con materiales reutilizados, hasta mostrarle un poco del baile tradicional de las vueltas antioqueñas, la adopción de Julio Olaciregui parecía un ir y venir entre su obra, los estudiantes y la realidad. El silencio, en este caso, participó solo de las reflexiones de un autor que empezó a escribir en los carnavales de Barranquilla, que se identifica con el hombre caimán –uno de sus cuentos- y que asegura que lo importante siempre es es la ilusión. Al final, un hombre con una sonrisa y su mochila al hombro fue el que salió de la Mariscal Robledo,al parecer, había logrado esa última etapa del amor de la que el rector le habló al principio, esa que después de las etapas de “enamora-miento (donde los dos se mentían), el enamorados (donde se convertían en solo dos), llegaba al enamor-arte (donde se convierten en arte)”.

Las respuestas de Bonnett

Piedad Bonnett, poetisa y escritora antioqueña, fue adoptada por la Institución Educativa José Roberto Vásquez. El encuentro, al principio, parecía encontrarse con un silencio que no existía; todos los estudiantes, desde los corredores hasta el patio, recibían a la persona que había escrito los textos que ellos oían por el parlante del Colegio, y parecía que no habría un segundo para la contemplación. Después del show –como lo nombró la autora- la biblioteca del Colegio recibió a un grupo de estudiantes, de refinadas expresiones y preguntas. Un encuentro más íntimo con la Piedad Bonnett que habían soñado conocer, se empezaba a gestar desde la solución a esas dudas que se tiene cuando se lee, y quién mejor para responderlas que quien las provoca.

La hija del Capitán Bonnett -como conocían a su padre en Amalfi- resolvió cada una de las preguntas de los estudiantes desde la mesa dispuesta para ella, y de pie –porque así están los buenos maestros-, asegurando que, en la medida en que los Colegios como el José Roberto Vázquez empezaran a leer temas como los suyos –que entre otros, contemplan historias del suicidio- algo tenía que suceder. “Si hablamos, conquistamos” y motivó a generar un debate sobre los temas que todavía parecen cerrarle la puerta a muchos jóvenes.

La adopción de Bonnett fue, entre otras cosas, un reto para generar el hábito de la escritura, a vivir dispuestos a conocer leyendo y escribiendo, a no hacer de la escritura una confesión personal, y a relatar historias de lucha y de derrota como la suya. La escritora, entre la emoción de uno de los poemas recitados, que recordaba su partida del pueblo donde nació, y entre lágrimas, parecía pintarse también una sonrisa que se llevaría en su maleta de viaje a Bogotá, no sin antes recordar que la poesía “no es una tarea, es un placer”. El encuentro, después de dos horas de preguntas resueltas, terminó con una duda sobre su mayor felicidad, a la que la escritora respondió que su mayor alegría son sus hijos. Así, con la última pregunta resuelta, tres girasoles y un buen momento, terminó el encuentro de Piedad Bonnett con sus lectores, que no parecía un final, sino el inicio de algo más.

read more
adminLos extremos del silencio

Juan Calzadilla: el nuevo mundo entre Colombia y Venezuela

Por admin en Septiembre 17, 2016 , No hay comentarios

Por: José Daniel Palacios

El silencio comenzó cuando el alcalde bajó las escaleras del auditorio del Planetario. De esa forma, saludando con su calidez característica a algunos cercanos a su camino hacia la primera fila, inició el evento de entrega del Premio León de Greiff al mérito literario. En el evento, donde se encontraban algunos de los jueces del Concurso, el vicerrector de la Universidad Eafit, algunos amigos y el equipo principal de la Fiesta del Libro y la Cultura, además de la Secretaria de Cultura ciudadana y quienes tuvieron el privilegio agregado de observar la entrega del premio al poeta venezolano Juan Calzadilla con sus propios ojos.

Entre las palabras de la presentadora del evento y el escenario vestido como una alusión a la antigua biblioteca de León de Greiff, el primer premio al mérito literario entregado en la Fiesta del Libro se hizo, como bien diría Julio Acosta, con el sentido de que esta entrega sea un faro en la oscuridad para que más personas se acerquen a la obra de poetas y novelistas cercanos a nuestro país. Además, en el prólogo de Precipicio sin bordes –obra merecedora del premio- Juan Manuel Roca añade un inicio cargado de elogio –en su justa medida- a un hombre que ha sabido ser “pastor de dudas”, y que esas preguntas que no ha tenido como certezas, para que no se convierta “en tótem el tabú” lo han hecho ser dueño del carácter libertario que nombra Roca y que se ve desde la portada de su obra con el poema “Puñal”. Después de las intervenciones, y con el acento venezolano entremezclado con las historias, Juan Calzadilla se dedicó a, primero, sorprenderse de nuevo por el premio que le otorgaban. Relató -entre otras cosas- su historia de incredulidad ante su victoria en un concurso con tantos otros poetas que, según él, pudieron haber ocupado la silla del escritorio donde él estaba.

Poco a poco, y desde el inicio, el autor venezolano fue desmenuzando los pensamientos que atravesaban su cabeza; desde el día en que Jaime Jaramillo Escobar parecía reconocerlo como un participante del movimiento poético colombiano, hasta la poca importancia que tenía el dinero que otorgaba el premio en comparación a la difusión que obtendría su obra. Según él, y citando a un poeta francés, “para que un poeta llegue a ser tomado en serio como un poeta verdadero, debe reunir doscientos lectores”, que él ya tiene, pero que quiere superar.

Las historias de Calzadilla, entre sus recuerdos de fechas precisas y sus constantes retratos sobre la muerte de otros como él, fueron  tornándose a una ventana de su propia vida. En un momento, el autor decidió confesar que él no es un poeta colombiano, pero sí es un autor binacional, bifronterizo –como él lo nombró-. El premio León de Greiff, además, abriría esa frontera cultural “para que pase lo que pasaba en los años sesenta”, donde el tránsito de autores era asiduo entre los dos países, y tal era su reconocimiento que se desdibujaba el lugar de donde venían.

No sin abordar un llamado al reconocimiento de los autores venezolanos que para el poeta han sido quizás relegados al olvido, abordar un texto escrito a María Mercedes Carranza y leerlo, la noche parecía terminar –al menos en ese espacio- cuando el autor sentenció que “quien quiere que el mundo siga siendo como es, no quiere que siga siendo” y un aplauso interruptor -pero buen amigo- rompió con el silencio del principio.

read more
adminJuan Calzadilla: el nuevo mundo entre Colombia y Venezuela

Un día de lectura para todos

Por admin en Septiembre 16, 2016 , No hay comentarios

“A pesar de mi corta edad, he vivido cosas que me han sorprendido, pero sin duda esta me marcó. Me di cuenta de que nunca había tenido los ojos tan abiertos”.

La frase se escuchó en una de las actividades del Jardín lectura viva en el Día de la lectura accesible, que se celebró este miércoles 14 de septiembre en la Fiesta del libro y la cultura. La pronunció un estudiante de uno de los grupos en los que participaron personas con y sin discapacidad. Él tenía los ojos vendados, pero se dio cuenta de que para ver, solo necesita el corazón.

“Aquí queremos despertar otros sentidos a través de los cuales también se pueda leer. Uno puede leer lo que huele, lo que ve, lo que toca –dijo Mariana Arrubla, líder de públicos de la Fiesta–. Las personas con discapacidad tienen una habilidad oculta. Hay que entender que no es que no puedan, no es que no lo hagan, sino que lo hacen de una manera distinta”.

Por eso, aunque la Fiesta está preparada para recibir todo tipo de público durante diez días, la jornada de lectura accesible se planea como un día especial: hay programación específica en torno al tema, presentaciones artísticas incluyentes, más intérpretes, más sillas de ruedas disponibles. Pero, sobre todo, hay muchas ganas de disfrutar uno de los días más esperados de la Fiesta.

“A esta jornada le ponemos todo el amor del mundo”, dice Ana María Tobón, miembro del Plan de lectura, Escritura y Oralidad de Medellín, y una de las más entusiastas para preparar esta jornada. Y con ella, personas del grupo de públicos dirigidos y el área de fomento de lectura de la Fiesta, la Secretaría de Cultura, el Sistema de Bibliotecas Públicas, el Plan de Lectura y Comfenalco le ponen el alma a la planeación del día.

Su reto todos los años es entender esos mundos presentes en cada persona con algún tipo de discapacidad, esas miles de maneras distintas, maravillosas y, para algunos, aún misteriosas de relacionarse con la lectura.

1315 personas con algún tipo de discapacidad asistieron este año al Día de lectura accesible

Este año la Fiesta puso un énfasis en las 1315 personas con discapacidad cognitiva, con déficit de atención, con movilidad reducida, miembros de alguna población vulnerable, invidentes o sordos. Las carpas del Jardín lectura viva los recibieron con actividades pensadas para ellos; las charlas, con intérpretes de lengua de señas; el cuentico amarillo, con una versión hecha en braille; los guías y los talleristas, con la mejor disposición y capacitación para hacer que su experiencia fuera la mejor.

En la noche, Los colores de la montaña en formato accesible recibió al público más variado: mientras unos leían los subtítulos diferenciados con colores, otros veían la interpretación en señas y otros escuchaban la narración. Todo en la misma pantalla. Y después el teatro El Grupo, conformado por actores con discapacidad cognitiva, presentó su obra Tiempo sin tiempo.

Según Margarita Acebedo, coordinadora del centro de EDISME, una de las obras de la sociedad San Vicente de Paúl, desde que recibieron la invitación a participar de este día, se sintieron felices. “Les dijimos que veníamos para acá, les contamos de qué se trataba. Que el Jardín Botánico, en el que ya habíamos estado, no es lo mismo durante la Fiesta del libro”. La manera de leer de sus estudiantes con discapacidad es la sorpresa: así muchos no sepan qué les dicen las letras, disfrutan ojeando los libros, comparando, descubriendo cosas nuevas así vean el mismo libro varias veces.

Wilton Rojas es docente de la Institución Maestro Guillermo Vélez Vélez, un lugar donde personas con discapacidad cognitiva se forman para el trabajo. Este año, él decidió hacer un experimento: no inscribir a su grupo bajo el rótulo de discapacidad. Y gracias a eso, se dio cuenta de que, en general, los talleres son accesibles para todo público. “Los chicos han estado interactuando, relacionándose  con gente, yo siento que ha sido un éxito”, dijo.

Todo esto implica retos, aprendizajes y caminos por recorrer. Pero, más que eso, implica trabajo en equipo, apertura y corazón. Según Ana María, “nos sentimos muy contentos de que la Fiesta del libro le pueda abrir el camino a todos los eventos de ciudad en el tema de la inclusión. Para nosotros es muy importante el tema de la inclusión porque queremos que la lectura llegue a todo el mundo sin importar su condición”.

read more
adminUn día de lectura para todos

Viajar a pie por los nuevos mundos

Por admin en Septiembre 15, 2016 , No hay comentarios

Por: José Daniel Palacios

Ana María Arango y Ana María Jiménez, el departamento de diseño de la Fiesta del Libro y la Cultura –como ellas decidieron nombrarlo– son las dos mentes detrás del plano vivo del espacio. Jiménez dice que está vivo porque se mueve, y ese movimiento es la característica que le regala vitalidad. Hasta hace un tiempo, eran solo una arquitecta y una diseñadora gráfica, la una peleada con la arquitectura y la otra decidida a abandonar el diseño. Ambas, sin embargo, llegaron hace tres años a alimentar un espacio de ciudad que le dio nuevos aires a su profesión y que permitió, entre otras cosas, que lo que está por fuera del libro, tuviera también una historia por contar.

Una fiesta pretende ser un lugar para celebrar. Diseñar un espacio desde los personajes pegados en las paredes, hasta los túneles por los que transitan miles de personas, es un trabajo que aunque está destinado a lo efímero, también está pensado para que trascienda más allá de los diez días del evento. Por ejemplo, luego de que la Fiesta termina, el Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín recibe muchos de los escenarios que se usan. De ese modo un espíritu de celebración permanece en la ciudad.

Entre los proyectos especiales que piensa el departamento de diseño, está el Salón del Libro Infantil y Juvenil. Ese espacio es una aventura entre el misterioso Sherlock Holmes y los globos que adornan el cielo del recinto. Es un salón que está pensado para mostrar todos los viajes posibles: desde el diseño de lo que se ve, hasta la tridimensionalidad vuelta realidad.

Por otro lado, el Salón  Nuevas Lecturas, la guarida para aprender a leer de otra forma, es uno de los ejemplos que demuestran que un espacio se puede hacer más amplio sin irrumpir en su constitución. Además está el Salón Iberoamericano del Libro Universitario y el de las editoriales independientes, que este año se visten con materiales basados en la madera y una apuesta por el diseño de la iluminación. Ana –la arquitecta- dice que Fiesta del Libro exige que los espacios que no pueden ser transformados, se vistan para recibir lo que en ellos sucederá, como el auditorio que acoge al Premio León de Greiff al Mérito Literario, sometido a una transformación vertiginosa desde que fue pensado hasta su ejecución.

El diseño del espacio y su arquitectura, como dirían las integrantes del departamento de diseño, se concibe para dos tipos de público: para el que camina sin reconocer el espacio conscientemente pero que siente agrado al habitarlo, como también para aquel que hace, como dice el encabezado de la exposición a Nuevos Mundos, que la contemplación sea el mejor oficio del caminante.

El diseño del espacio y su visión, hacen que las miles de visitas que por estos días acoge la zona norte de Medellín, se vean incitadas a ver los nuevos mundos de los que habla el tema de este año: “Nuevos Mundos más posibles que el que tenemos frente a los ojos”.

read more
adminViajar a pie por los nuevos mundos