admin

Mi propia diáspora

Por admin en Septiembre 16, 2020 , Los comentarios están deshabilitados en Mi propia diáspora

Por: Ana Piedad Jaramillo Restrepo, directora Eventos del Libro

Este año en los Eventos del Libro hemos decidido reflexionar acerca de la diáspora. Ese término que con frecuencia lo pensamos en la distancia y nos evoca el desplazamiento judío o el de otros grupos en tierras lejanas, está muy cerca de nosotros: venimos de migrantes y migramos, nos desplazamos por gusto o a disgusto, recibimos el saber de los otros y les compartimos el propio. Nuestra riqueza cultural está en la diversidad y esto nos hace únicos.

En la 14 Fiesta del Libro y la Cultura abordaremos esta temática desde diferentes enfoques y estamos seguros que, después de estos diez días de encuentro virtual, la diáspora no solo será una temática, será el recorrido de cada uno, su vivencia.

Por- Ana Piedad Jaramillo Restrepo, directora Eventos del Libro

Mis primeros viajes fueron fantásticos. Recorrí países desconocidos cuyos nombres apenas podía deletrear. Encontré personas de diferentes sociedades y culturas, pasaron ante mí animales exóticos e imágenes de tiempos idos y tiempos por llegar. Las historias que viví en ellos se me quedaron grabadas en la piel y el corazón. 

Fueron los libros mis primeros viajes. Ellos me transportaron de mi pequeña casa en el barrio Boston de Medellín a los más remotos lugares, con las alas que estos despliegan, bajo las cuales se pierde todo el sentido de la realidad, del aquí y del ahora. Aterrizar era doloroso, y se volvió más doloroso con el paso de los años y de tiempos difíciles en nuestra ciudad. Tal vez por eso se anidó en mí el deseo de partir, de viajar, de explorar. 

Me fui sola, ligera de equipaje. Empecé con el sueño de visitar el Amazonas y la vida me llevó a París a estudiar. Fue ahí en donde nació ese sentimiento inexplicable que me ha acompañado siempre, una mezcla de curiosidad, de nostalgia, de lejanía y de cercanía. Allí empecé mi ruta, o mis rutas, la literaria, la política, la del amor y la del dolor. Sentí lo que es emigrar y el significado de migrante. Conocí desde la distancia mi país y mi ciudad, me cuestioné mi sitio, mis orígenes, mi sexo y mi lugar. Recorrí caminos físicos y mentales, e inicié esa marcha sin retorno que, aunque me llevó a diferentes continentes y culturas, me trajo de nuevo a la ciudad, dejando raíces en el viento.

Ahora estoy aquí, de directora de los Eventos del Libro de Medellín, reflexionando sobre las diásporas. Pensando en todos aquellos que renunciaron a su territorio conocido y tuvieron que refugiarse en uno desconocido. En los que migran del campo a la ciudad, migran de barrio, de país o de sexo.  En los que son obligados a migrar y en los que lo hacen queriendo. En tantas historias de éxitos y fracasos, y en nuestra propia historia que es el resultado de múltiples migraciones que le han dado la verdadera riqueza al país: su diversidad.

En la Fiesta del Libro y la Cultura queremos abrir las puertas a las diásporas desde sus voces y sus pensamientos, tender puentes, remontar a los orígenes y soñar futuros, haciéndolo de manera virtual y sin fronteras.

¡Bienvenidos todos!

read more
adminMi propia diáspora

Entidades amigas Fiesta del Libro y la Cultura

Por admin en Septiembre 15, 2020 , Los comentarios están deshabilitados en Entidades amigas Fiesta del Libro y la Cultura

Aafroparme (Asociación de Afropadueños Residentes en Medellín)

Su misión la tienen clara: apoyar la población Negra, Afrocolombiana, Raizal y Palenquera (NARP) que vive en Medellín y especialmente a aquellas personas provenientes de un lugar muy cercano al Río Atrato: San Antonio de Padua en el municipio de Vigía del Fuerte. Conscientes de la importancia de conservar los lazos con la tierra, crearon en 2013 esta asociación sin ánimo de lucro. El propósito sigue intacto: trabajar en equipo y mejorar la vida de los asociados a través de iniciativas culturales y educativas capaces de apoyar los emprendimientos. Desde su creación, sus integrantes han representado a las comunidades y también han trabajado con instituciones como el ICETEX, el SENA, la Universidad de Antioquia y la I.E Villa del Socorro.

Convencidos de la importancia del trabajo en equipo y de incluir a las personas, desarrollaron el proyecto intercultural y etnoeducativo Villa Afro que ya es un referente Medellín e inauguró un observatorio educativo este año. Desde 2019 trabaja con el propósito de consolidar un centro de investigación denominado URAMBA para lograr que las instituciones de la ciudad realicen investigaciones comunitarias y étnicas. Para 2030, Aafroparme sueña con ser reconocida como una institución capaz de generar conocimiento, rescatar la cultura, cuidar los derechos de su gente y buscar alternativas económicas para continuar en el camino.

Corporación Cultural Viva La Palabra

El nombre revela su esencia: contar historias, escoger palabras y emocionar a otros con ellas. Para lograrlo, “esta organización cultural fundada en 1997 trabaja en el estudio, creación, formación, promoción y difusión de las artes”. Con énfasis en la cuentería, tiene en cuenta las necesidades e intereses de los socios, artistas y equipos de trabajo para desarrollar propuestas orientadas a públicos específicos de Medellín. En 2000 creó el Festival Internacional de Cuentería “Entre cuentos y flores” y fundó la Escuela de Cuentería y Oralidad de Medellín, la única del mundo en su estilo, afirman. Para seguir con la creación de espacios nuevos, realizaron en 2007 el Festival Local de Cuentería “Medellín sí cuenta”.

Además de estas actividades, han recorrido el mundo con sus historias, han participado en más de 50 festivales y han ganado 7 becas de creación de la Alcaldía de Medellín. De jueves a sábado y durante 11 meses al año, ofrecen programación cultural variada. Sus integrantes también conducen el programa de Cuentería de la Universidad Nacional, sede Medellín. Para el 2025 su sueño es claro: ser líderes en Colombia en el campo de la cuentería, tener infraestructura propia y contar con un equipo de personas capaces de llevar a muchos, y de la mejor forma, lo que más disfrutan: las historias.

Aquenarre

Escritura creativa, relatos orales y lectura son temas de su interés. Este semillero que hace parte del grupo de investigación en Lengua y Cultura de la Universidad Pontificia Bolivariana tiene resultados que mostrar en estos seis años de trabajo continuo: han realizado publicaciones de sus investigadores y han participado en Eventos del Libro como la Parada Juvenil de la Lectura y en Jardín Lectura Viva que hace parte de la Fiesta del Libro y la Cultura. Para sus integrantes es vital acercar el “hecho literario a la comunidad, así como entender la literatura como un ejercicio que aporta conocimiento, perspectivas y otras formas de mirar el mundo”.

Biblioartes

Es una de las organizaciones favoritas para quienes disfrutan moverse entre estanterías, libros y bibliotecas. Esta organización conocida como grupo de Bibliotecas y Centros de Documentación Especializados en Artes (Biblioartes), es una institución sin ánimo de lucro y con carácter social que busca promover el trabajo en equipo. Este lo entienden como una actividad realizada con generosidad en la que cada persona aprende, obtiene el beneficio mayor de forma individual en compañía de su grupo. Biblioartes tiene como propósito ser un actor esencial en el desarrollo bibliotecario de la región y ser líder en programas de cooperación, trabajo interdisciplinario e innovación en iniciativas de acceso a la cultura. En su lista de intenciones siempre aparece una palabra: comunidad. Y esto tiene que ver con su deseo recurrente de pensar en los demás. Desde que dos bibliotecólogos vieron la necesidad de crear Biblioartes para ofrecer servicios mejores a los usuarios, se convirtieron en la única red del área. En este tiempo han fortalecido sus actividades a través de conversatorios, capacitaciones, reuniones y convenios realizados con otras instituciones.

Canasto de palabras

¿Es posible curar heridas viejas con una historia? La gente de Canasto de palabras cree que sí. Su interés principal es promover los relatos orales, la lectura y la obra de los escritores entre todos aquellos que han sido víctimas del conflicto o la violencia. Su trabajo va más allá de acercar las personas a las historias; existe el interés de generar en ellas preguntas sobre sí mismas y la comunidad a la que pertenecen. Creen que esto es posible lograrlo con amor, respeto y un reconocimiento de la diferencia que incluye a cada persona y permite entender su visión particular de la vida y el mundo. Canasto de palabras está integrada por escritores, lectores y creadores que buscan el reconocimiento de las personas a través de procesos convencionales como talleres de escritura y clubes de lectura y otros menos convencionales como yoga o meditación.

Además de aportar a la realidad específica de los participantes, esta organización quiere trabajar para construir la memoria a través de relatos que se enlazan hasta convertirse en el tejido de todo aquello que somos como sociedad. Cuando miran el futuro de las décadas por venir, las personas de esta fundación imaginan el reconocimiento ganado en Antioquia y en todo el país a través de su trabajo. Esperan que de aquí a entonces y más que un punto de partida, la memoria se convierta en una base sólida de iniciativas realizadas en varios departamentos del país.

Clara Valencia

Filósofa, es la autora de un libro que reúne parte de su trabajo extenso con las comunidades del Caribe colombiano: El rastro femenino en el archivo mokaná (2017). Su propósito ha sido reconstruir la memoria de las culturas ancestrales colombianas, investigar el pensamiento amerindio y las prácticas de las culturas ancestrales. Este libro surge del interés y conocimiento de la autora por la historia del pueblo mokaná y en él logra mostrar la realidad desde un ángulo nuevo: las mujeres como integrantes poderosas y destacadas de la cultura prehispánica.

De acuerdo con los relatos y evidencias descritos en El rastro femenino en el archivo mokaná (2017), las mujeres de esa comunidad tenían el poder de tomar decisiones en cualquier ámbito de esta sociedad y en su momento fueron la primera comunidad prehispánica de orden matriarcal. Este tema se convierte en el centro de la obra de Clara Valencia, quien con técnicas variadas tomadas de las Ciencias Sociales, demuestra que esa condición existente antes de la llegada de los conquistadores es la misma por la que hoy luchan muchas mujeres.

Corporación Ateneo Porfirio Barba Jacob

Su programación es casi tan variada como la cultura: exposiciones, obras de teatro, conciertos, tertulias, eventos, asesorías y seminarios con pensadores y expertos. Con su sede en el Centro Cultural Teatro Ateneo Porfirio Barba Jacob y la literatura como uno de sus intereses fundamentales, se ha convertido en una de las instituciones protagonistas de la ciudad en los 26 años que lleva de existencia. A través de su fondo editorial ha publicado 35 títulos de autores locales e internacionales en géneros variados: literatura, memorias, investigaciones, textos de ficción y no ficción. Ha estado a cargo de la operación de eventos literarios como el Primer Congreso Nacional de Literatura en 1998 para el Ministerio de Cultura. También integró el Consejo Municipal de Literatura de Medellín y organizó el Encuentro de Revistas Literarias en  2007.

En los espacios que ha organizado para promover el diálogo y la educación han participado intelectuales como Fernando Savater, Victoria Camps, Gianni Vattimo, Gilles Lipovetsksy, Mario Vargas Llosa, Manuel Cuadrado, Néstor García, Alain Touraine, Manuel Castells, Antanas Mockus, Carlos Gaviria Díaz, Jorge Orlando Melo, Darío Ruiz Gómez, Juan Luis Mejía, Beatriz Restrepo, entre otros.

Alex Jiménez

Sabe combinar bien dos talentos: música y literatura. Desde hace seis años creó un proyecto musical llamado El Pulpo la Naveplaneta con el que ha compuesto 18 canciones. También ha publicado libros de cuento y una novela con la editorial Sílaba: Fiesta en el temor (2015). Esta novela fue ganadora en el 2014 de una de las becas otorgadas por la Alcaldía de Medellín para fomentar el trabajo creativo. De acuerdo con Mariana Arrubla, abogada y especialista en literatura, en estas páginas se cuenta la historia de Floro, “un hombre solitario y decepcionado que pone su último aliento de vida en el regreso y encuentro con un viejo amor. Volver se vuelve una excusa para la aventura”.

Corporación La Metáfora

El camino recorrido desde 2014 ha sido extenso y entretenido: ha participado en tres ediciones de la Fiesta del Libro y la Cultura, creó el Primer Foro de Literatura en la Primera Infancia de la Universidad San Buenaventura en Medellín y el Primer Festival de Letras de Santa Fe de Antioquia. Ha incursionado en la edición y publicación de libros inéditos y realiza la Revista Digital La Metáfora que funciona desde 2015. Participó en el Bazar de la Confianza que organizó la Cooperativa Confiar en 2019 y ha realizado talleres de cuento, escritura creativa y escritura académica en lugares de Medellín como la Universidad EAFIT, Biblioteca EPM y la Universidad Nacional.

En palabras de sus integrantes, su “pasión está en servir a la comunidad”. Por esta razón ofrecen servicios académicos y culturales orientados a todo tipo de personas. Su propósito es visitar lugares donde a veces no llega el Estado para que las oportunidades sean para todos y la gente pueda disfrutar del teatro, la música, la literatura y el arte en formas variadas.

Corporación La Rueda Flotante

Desde hace ocho años tienen una propuesta innovadora: combinar arte y discapacidad. Esto ha sido posible gracias a un equipo de profesionales, con y sin discapacidad, en arte, psicología y pedagogía junto a personas sordas y ciegas en Medellín. Esto lo logran a través de talleres de formación artística e investigación académica en arte, discapacidad, lingüística y patrimonio. A esto se suman eventos nacionales e internacionales como el Festival Arte y Cine Sordo, Fiesta de la Discapacidad, Teatro Ciego y Teatro Sordo, así como creación escénica, audiovisual y literaria. Su trabajo también se centra en fortalecer la inclusión y accesibilidad desde el bilingüismo en lengua de señas y sistemas de comunicación y movilidad para personas ciegas.

También desarrollan proyectos donde se centran en la diversidad sexual, temas de género o gestión cultural. En 2016 fueron ganadores de las Becas de Estímulos a la Creación del Ministerio de Cultura y de la Alcaldía de Medellín en 2018, institución que también les concedió un reconocimiento por su trabajo en temas relacionados con la aceptación de la diversidad. Ha participado en encuentros académicos en la Universidad Leiden y Utrech, Países Bajos. Igualmente han estado en festivales de arte y discapacidad en México, Estados Unidos y Chile. También han participado en la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBo) y en varias ediciones de la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín.

Editorial Colegio José Max León

Ser parte del cambio a través de la literatura y el arte es un propósito que motiva a las personas de esta editorial. Con su trabajo quiere aportar al desarrollo de la llamada “responsabilidad crítica”, promover el respeto por la diversidad y crear conciencia sobre la importancia de integrar el saber, sentir y hacer en los proyectos personales y del entorno. Nació en 2016 con la intención de hacer visible el trabajo de profesores, estudiantes y la comunidad educativa.

Desde 2016 han publicado libros variados que se consiguen en las librerías de Colombia: Antología para la mariposa (poesía, 2016 y autores variados); Oír ese río (autores variados de 5 continentes y publicado en el 2018); Mocoa, de la solidaridad a la esperanza (libro de cuentos, publicado 2018); y Arbolarium (antología poética de los cinco continentes y publicado en 2019).

Todos sus libros han estado acompañados de jornadas de sensibilización, arborización, campañas con entidades aliadas y charlas en diversos festivales, simposios y espacios académicos en Colombia, Argentina, Uruguay, Gabón, Eslovaquia y Nueva Zelanda. Además de su interés por el saber, hay otro tema que les interesa de forma fundamental: la necesidad de cambiar nuestra relación con la naturaleza para tener armonía y una conciencia sostenible. Creen que esto es posible lograrlo a través de la literatura, el arte y los libros.

Fundación Jardín Botánico de Medellín

Como su nombre lo anuncia, esta fundación busca cuidar uno de los lugares más bonitos de la ciudad: el Jardín Botánico de Medellín Joaquín Antonio Uribe. Conscientes de los beneficios que tiene la naturaleza en las personas, crea experiencias donde la gente pueda reunirse, aprender, investigar, conservar, divertirse o disfrutar un rato cultural. Su norte está claro y enfocado en cuatro objetivos: la investigación como contribución al conocimiento de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos, la conservación para apoyar estrategias orientadas a detener la pérdida de esa biodiversidad, la educación y la recreación para generar cambios de actitud en la relación de los ciudadanos con los ecosistemas. A todo esto se suma el interés de conservar la autonomía financiera para lograr sus intenciones y asegurar el bienestar de su equipo de trabajo y de las personas que los visitan.

Programa de Estudios Literarios de la Universidad Pontificia Bolivariana

Creado en 2010 con el interés de suscitar una reflexión profunda alrededor de la literatura, está dirigido a profesionales que quieran complementar su ejercicio laboral con una aproximación a los temas propios de ella: las preguntas, las formas de contar una historia, el papel del lector así como los escritores y escritoras que han dejado un mensaje relevante, universal, llamativo o duradero entre sus lectores. Este programa cuenta con todo el respaldo de la Universidad Pontificia Bolivariana que en sus 84 años de historia se ha interesado por la cultura, la búsqueda de la verdad y ha visto en los valores del humanismo cristiano un complemento para que sus estudiantes sean personas mejores. Con un plan de estudios flexible y consciente de la naturaleza cambiante de estos tiempos, se enfoca en aspectos académicos como teoría y crítica, literatura hispanoamericana, creación, medios y edición.

Grupo de Trabajo Ecología Política Abya-Yala del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO)

Hace parte de CLACSO, una institución no gubernamental creada en 1967 a partir de una iniciativa de la UNESCO. Reúne actualmente a 680 centros de investigación y programas de posgrado en Ciencias Sociales y Humanidades (maestría y doctorados) en 51 países de América Latina y el Caribe, África y Europa. Además de conocer y entender la realidad del mundo y la naturaleza, busca crear un punto de encuentro entre disciplinas y áreas variadas del conocimiento. Sus integrantes consideran que de esta forma puede encontrar alternativas y darle un significado distinto a lo que ocurre en el presente en relación con estas temáticas: historia ambiental y política, economía política, geografía crítica, estudios culturales, indigenismo latinoamericano y pensamiento ambiental. Saldar cuentas pasadas, tener una visión más amplia del presente y diseñar el futuro, son propósitos constantes de este grupo.

Instituto Henry Agudelo

Han pasado seis años desde que la Familia Agudelo Bolívar creó este instituto en el que trabajan por la conservación y el desarrollo del Fotoperiodismo y las Artes Visuales. Para lograrlo, apoyan el talento nacional de formas variadas y facilitan el intercambio de conocimientos y servicios ofrecidos por profesionales y aficionados en cualquier parte del mundo. Trabajan con profesores y colaboradores que tienen un recorrido interesante en la fotografía y en formatos variados que incluyen artes visuales o fotoperiodismo. Su gusto e interés por las imágenes los ha llevado a generar cambios positivos y a mostrar ejemplos del poder de la fotografía a la hora de buscar una transformación social. Con base en esto ha realizado proyectos para empresas públicas y privadas, así como para fundaciones, comunidades y entidades gubernamentales. Entre ellas están la Universidad de Antioquia, la Universidad Pontificia Bolivariana y la Universidad EAFIT. A estos se suman organizaciones como TEDxMedellín, Canon Colombia, Atlético Nacional, Revista Semana, Alcadía de Medellín, Empresas Públicas de Medellín y la Empresa de Desarrollo Urbano EDU.

Muestra Mundial de Caricatura Valle de Aburrá

Desde 2004 y en los casi 200 eventos realizados, las caricaturas y Medellín han sido protagonistas en obras locales y provenientes de más de 70 países. Han participado en todas las ediciones de la Fiesta del Libro y la Cultura y han expuesto sus caricaturas en lugares tan visibles como las estaciones del Metro de Medellín o tan tranquilos como la sala de un parque biblioteca. También han realizado eventos donde las personas pueden ver en vivo los trazos, papeles y miradas que hacen parte del oficio de caricaturista.

Red de Mujeres Artistas de Medellín

Las mujeres que buscan apoyo para sus proyectos artísticos encuentran aquí oportunidades distintas para convertirlos en realidad gracias a la asesoría de expertos en distintas disciplinas. Inspirado en el concepto de “red”, quienes trabajan aquí tienen la capacidad de crear relaciones entre las mujeres y su entorno para asegurar que los proyectos lleguen a su fin y hagan parte de manifestaciones individuales o colectivas. Junto a la Alcaldía de Medellín y otras instituciones, esperan participar en eventos culturales de la ciudad donde más allá de una condición específica o limitada, el trabajo de las artistas sea reconocido y valorado por su mensaje o contenido.

 

read more
adminEntidades amigas Fiesta del Libro y la Cultura

Homenaje al lector

Por admin en Agosto 27, 2020 , Los comentarios están deshabilitados en Homenaje al lector

Banner

Por: Luis Galar – Eventos del Libro

Uno. El lector aparece cuando menos se espera. De pronto está ahí, preguntando, con un afán casi inconcebible para un lector, por un libro bastante escaso: “Esta vez, estoy buscando la poesía completa de William Blake, pero por favor la edición gráfica, me interesan mucho las ilustraciones creadas por el autor”. Así va dando tumbos de librería en librería, hasta encontrar una edición bastante digna, no es la edición soñada, pero algo es algo, peor no haber encontrado nada. “¿Cuánto vale? ¡Sí, no hay problema!, me la llevo, así está bien”. Y sale el lector, no sabemos para dónde, pues no le conocemos. El caso es que se ha llevado, en concepto del librero, una de esas ediciones difícil de volver a ver algún día. ¿Dónde sucedió esto? ¿En qué ciudad? Sin duda, fue en Londres. ¿La librería? No sabemos. De algo sí estoy muy seguro, pues puedo dar constancia: sucedió hace ya un buen tiempo.

Para esta época el lector anda tan tranquilo, por ahí, hablando de un libro en una edición que podría ser mejor, de un autor inspirado e inspirador que además de poeta era ilustrador y ¡vaya qué ilustrador! Nuestro lector, al referirse a la composición poética propuesta por Blake, es capaz de afirmar que “las palabras son como hojas y ramas que se entrelazan unas y otras”. Ese lector es real, existe, sus ojos pueden ser azul cobalto.

Foto1

Dos. “¿Tienes para la venta el libro Cuento Número 1 de Ionesco?” Es una tarde cualquiera, y alguien ha preguntado por ese libro, precisamente por ese libro, yo le he visto en la librería, el título suena tan familiar –piensa el librero–, lo he reacomodado hace tan solo un par de semanas, el día que organicé la sección a la cual pertenece, en un estante… ¿en cuál? ¡Helo aquí! Los libros caminan, cambian de lugar, parece que siguieran los pasos de María, pero ¿qué tiene que ver María en todo esto? ¿A cuál María te refieres? Para entenderlo debemos leer el cuento, de eso se trata, pues resulta que el cuento es absurdamente gracioso, además está muy bien ilustrado. “Me lo llevo”, dice el lector. Pide algún descuento –a veces es bueno regatear–, paga y así, tan campante, nuevamente con un afán insólito para la hora, 4:00 p. m., se arroja a la calle.

Lleva prisa: va a leer, ¿qué digo? no va a leer. ¡Va a releer el Cuento Nº 1!, el absurdo cuento de un autor especialista en crear cosas absurdas, lee un poco y ríe, contagiando a todos con su risa, incluso a ese librero tan serio. Hoy sabemos que este libro es otro de tus libros favoritos, ha sido tan graciosa la manera como te has referido a este cuento: “he de conseguirlo algún día a fin de compartirlo con mis sobrinas”. Algunos lectores hacen listas de sus libros preferidos, comunican esos hallazgos con otros afortunados que han de interesarse por leer, por formase una idea más amplia del mundo. Pero ¿qué estoy diciendo?, yo tan solo soy un librero y tú un gran lector.

Foto2

Tres. Ahora, el lector se queja del calor. Es verano, está eufórico, durante esta semana ha estado divagando mucho, quiere leer algo ligero. Esta vez va hasta la librería más cercana, recorre las mesas y hojea algunos títulos. Buenos días, saluda. El librero responde con la mirada, le es familiar aquel lector, sabe que es un empedernido buscador de libros. El lector continúa su exploración, ahora se concentra en las reseñas, por fin llega a sus manos un título que le atrapa, El jardín secreto, de la autora Frances Hodgson. Va hasta donde está el librero y simplemente dice: “dame este”. “No conozco nada de esta autora, confiesa el librero. El lector, rápidamente, le cuenta quién es, de dónde es, que tipo de libros escribe. Esto es algo que un librero siempre agradece. Ellos, los lectores conocen tantas cosas y, cuando las circunstancias son propicias, cuentan su relación con los libros y sus autores, una efímera complicidad surgida de la simple cotidianidad, un instante único. “Gracias por existir”, piensa el librero, devuelve el cambio y el lector otra vez sale raudo, va tarde a donde quiera que vaya.

Cuatro. Hoy, por fin, no hay prisa. Nuestro lector ha llegado a la librería muy temprano, comienza su jornada mirando libros de arte, luego va hacia la sección de arquitectura, de fotografía, libros donde la imagen domina. Tiempo después lo vemos concentrado palpando lomo a lomo hasta que sus dedos se topan con un gran libro, los Ejercicios de estilo de Raymond Queneau. Existen libros que a un librero le encanta vender, este es uno de ellos, pues normalmente quien lo adquiere es un tipo de lector muy especial. ¿Qué entender acá por especial? Podríamos pensar muchas cosas, pero para no ir muy lejos pensemos en el lector de nuestra historia. ¿Qué podría decirse sobre este libro? Es un libro de culto, no necesita publicitarse de manera alguna para ser vendido, además es un libro que no permanece mucho en los estantes de las librerías, prefiere otros destinos. Y otra cosa, el lector nos da una pista muy clave, es una única historia narrada de casi cien maneras diferentes, una muestra de lo que podemos denominar ingenio humano. “Hoy el lector estuvo tan tranquilo que casi le desconozco”, piensa el librero.

Foto3

 

Ahora bien, quiero contarles que el lector al cual me he referido en esta nota no es un hombre, se trata de una mujer. Su nombre es Tere, su cabello casi siempre es azul. ¡Sí! Un ser muy especial, se parece a mí relato del día de hoy (no se detiene). Para ella y por ella surgió esta nota, un sencillo homenaje. ¿Lector, lectora? da igual. Somos uno, somos todos. Lo cierto es que el 24 de agosto se celebró el día del lector, como deferencia a Jorge Luis Borges, sin lugar a dudas un lector de talla mayor quien, en su momento, requirió la voz de otros lectores para seguir leyendo, aquel que en su modestia al visitar algún día la ciudad de Medellín y en la, entonces, abarrotada Biblioteca Pública Piloto decía: “No me llamen maestro llámenme Borges, por favor”.

read more
adminHomenaje al lector

Cabina Literaria: donde la poesía acorta distancias

Por admin en Agosto 25, 2020 , Los comentarios están deshabilitados en Cabina Literaria: donde la poesía acorta distancias

Banner - Cabina Literaria (1)

Por: Dayana Agudelo Meneses – Eventos del Libro

Hay una cabina telefónica en la que el amor no pasa de moda, la literatura se convierte en el mejor aliado de los enamorados, y la lejanía pierde sentido con un par de líneas bien entonadas.

Cartas, poemas y mensajes por telégrafo protagonizaron los amores contrariados de Fermina Daza y Florentino Ariza, los personajes de El amor en los tiempos del cólera, novela de Gabriel García Márquez donde cuenta la historia de sus padres, Gabriel Eligio García y Luisa Santiaga Márquez. En la distancia y a pesar de los desacuerdos familiares, los padres de García Márquez se enamoraron con palabras ambulantes.

Antes y ahora, hemos podido sobrellevar el peso de la distancia gracias a las palabras: escritas sobre papel, codificadas y enviadas por medio de señales eléctricas, o simplemente dichas; palabras ajenas, propias o adaptadas han dicho por nosotros lo que, tal vez, no hemos podido descifrar en nuestras cabezas confundidas por el fervor de las emociones.

Foto 1
Hace cinco años, en una Parada Juvenil de la Lectura, nació la Cabina Literaria, un proyecto que consolidó varias intenciones que María Cecilia Ramírez había tenido en su vida: hacer que el arte hablara por las personas, ayudarles a expresar lo que sentían por dentro. Después de trabajar en proyectos de promoción de lectura en Medellín, María Cecilia supo que dedicar poemas no había pasado de moda. Esos gestos de amor, que a veces parecen propios de un pasado que fue más lento y tedioso, todavía hacen parte de la lista interminable de maneras para decir lo que se siente por alguien más.

María Cecilia es administradora, actriz y especialista en Administración para Artes. Junto a Susana Aristizábal, diseñadora y especialista en editorial, crearon la Cabina y trabajaron juntas durante dos años, convencidas del poder que guarda la palabra dedicada, dicha en voz alta.

En sus inicios, inventaron el nombre, diseñaron los productos, construyeron el catálogo de poemas y se aventaron con un experimento que resultó muy bien acogido. En la Parada Juvenil de la Lectura del 2015 la gente leyó, dedicó poemas y se emocionó para que otra persona en la distancia sintiera el abrazo y la caricia de un buen poema.


Además de dedicar textos literarios por teléfono, la Cabina se ha convertido en un
centro de experiencias, como le gusta decirle María Cecilia. “Conectamos humanamente a las personas a través de la literatura. Creemos en el poder del texto poético y en la potencia que tiene la palabra. Creemos en la conexión que puede haber entre un texto literario, la expresión artística de la literatura y las personas”.

Es por eso que además de las dedicatorias telefónicas, la Cabina Literaria ofrece libretas, poemas sorpresa, cajitas de música, separadores de libros, relicarios, medallones y muchos más productos que todavía guardan la primera motivación de la Cabina: que la literatura esté al alcance de todos.

Foto 2
Los poemas están clasificados por intención. ‘Frenesí de amor’ es la categoría de poemas de amor romántico; en ‘Vino para todos’ están aquellos textos poéticos para celebrar la amistad y dar buenos deseos; ‘Versos de mujer’ son aquellos que enaltecen la fuerza y el valor femenino; ‘Popurrí’ es la clasificación más variada con poemas para cumpleaños o cualquier día especial; y en ‘Amores negados’ están los textos para aquellos amores que no pudieron ser, que se han fracturado, o para los que simplemente, como Fermina Daza y Florentino Ariza, están destinados a vivir un amor contrariado.

En la extraña quietud de esta época que parece una ficción, dedicar un poema es creer nuevamente en las promesas del amor, de la cercanía, de la amistad. Dedicar un poema es estar nuevamente juntos, es resistirse a la realidad, o crear una nueva en la que otra vez estamos cerca.

read more
adminCabina Literaria: donde la poesía acorta distancias

Seminario de Periodismo Cultural de Medellín

Por admin en Agosto 25, 2020 , Los comentarios están deshabilitados en Seminario de Periodismo Cultural de Medellín

Narrativas del libro y la literatura de aquí

08_25_Banner_Website_1452x380_seminarioPeriodismo

Manifiesto

El ejercicio del periodismo cultural en Medellín ha tenido siempre el reto de visibilizar los procesos, actores, obras o hechos representativos del sector, en pro de generar una mayor apropiación social de las artes, buscando un posicionamiento de las manifestaciones artísticas y culturales entre los ciudadanos.

Datos de Medellín Cómo Vamos han dicho que en la ciudad el consumo cultural ha aumentado, aunque sigue siendo un poco tímido: “el 65% de los ciudadanos de Medellín manifestó haber participado durante 2018 en alguna actividad cultural, cifra estable frente al año 2017. Las actividades culturales más realizadas en 2018 fueron: cine (28%), ferias (25%), leer libros (22%), conciertos (21%) y visitar sitios históricos (16%)”.

Entonces, aumentar el consumo cultural resulta un reto para quienes toman la decisión de relatar los hechos artísticos y culturales, de hacer periodismo cultural, en cuanto son ellos quienes tienen la responsabilidad de seducir a los públicos, de acercarlos a la escena, de gestionar las audiencias.

Por eso, en la búsqueda de nuevos autores de periodismo cultural, de nuevos debates y nuevas relaciones con los públicos, Eventos del Libro realizará el Seminario de Periodismo Cultural de Medellín, en septiembre de 2020, para acompañar, con un proceso de formación online junto a expertos locales, nacionales e internacionales; a las nuevas plumas del periodismo cultural en la ciudad.

Se trata de una actividad que motivará a contar las historias de una ciudad en la que la literatura es, desde hace cuatro periodos de gobierno, uno de los ejes centrales. Así, la edición 2020 del evento buscará abrir preguntas por la escena del libro y la lectura de una Medellín que inició construyendo Bibliotecas Públicas en los territorios, mientras consolidaba eventos que actualmente tienen gran peso en la agenda cultural de la ciudad, como la Fiesta del Libro y la Cultura, la Parada Juvenil de la Lectura y los Días del Libro.

Ahora, cuando los eventos están consolidados, la ciudad tiene cientos de historias pendientes por contar, por eso invitamos a una serie de conferencias magistrales y foros, que por la emergencia de la Covid-19 serán realizados de manera virtual, en los cuales entregaremos las herramientas básicas para contar historias sobre el sector del libro de Medellín. Serán cuatro días de actividades formativas y un comité de redacción, que les permitirán a los participantes postular sus trabajos para una publicación, que reunirá los mejores diez textos y entregará premios especiales.

El Seminario de Periodismo Cultural de Medellín 2020, con su título “Narrativas del libro y la literatura de aquí”, es una invitación a escribir las historias de los autores, editores, distribuidores, editoriales, lectores, gestores, formadores, investigadores, libreros. Esta es una cita con los lugares, con las historias, con las problemáticas y los logros de una escena conectada plenamente con los Eventos del Libro. También, enfocándonos en su tema de este año, Diásporas, este seminario hará una pregunta, desde el periodismo, sobre la proveniencia de nuestras narrativas y abordaremos desde un enfoque patrimonial, con el apoyo de la Biblioteca Pública Piloto, el trasegar de lo que somos.

Los Eventos del Libro de Medellín le entregan a los ciudadanos una oportunidad para crear juntos nuevas narrativas sobre el libro y la literatura de aquí, sobre esa ciudad que escribe y lee, que vende libros, que reflexiona a través de las letras, que se encuentra en el espacio público para compartir experiencias. El periodismo será el mejor compañero en ese proceso, cumpliendo con su labor de visibilizar, de dar voz a quienes no la han tenido y de mirar, con enfoques novedosos, las maneras en las que aquí se ha escrito, pensado, editado, investigado e impactado desde el libro.

Serán dos los invitados internacionales, además de quince invitados nacionales y locales, quienes compartirán sus perspectivas sobre el periodismo cultural enfocado en el libro y la literatura, durante cuatro días.  Finalmente, los diez mejores textos serán premiados con un bono de $200.000 en libros que podrán redimir en las librerías: Exlibris, Al pie de la letra y Grámmata.

Bienvenidos a conocer las Narrativas del libro y la literatura de aquí.

Objetivos

1. Formar autores de periodismo cultural con herramientas y experiencias compartidas por expertos, que permitan la cualificación de los contenidos que circulan en Medellín.

2. Motivar la lectura y la escritura en jóvenes y adultos, siendo coherentes con el Plan de Lectura, Escritura y Oralidad de Medellín.

3. Generar nuevas preguntas sobre el libro y la literatura en Medellín, que permitan extender desde el periodismo una reflexión sobre lo que ha significado el sector del libro para la ciudad.

4. Incentivar la investigación periodística y la crítica, como oficios fundamentales para que el sector cultural identifique sus realidades.

5. Visibilizar el sector del libro de Medellín, sus actores, procesos, logros y retos.

 

Convocatoria

Eventos del Libro busca que los participantes realicen una inscripción previa, a través de un formulario virtual, que permita tener certezas sobre la participación. Eventos del Libro revisará los perfiles de los participantes y seleccionará los idóneos para participar del Seminario. Si el número de inscritos supera los 100 inscritos, seleccionará a las 100 personas con la mayor pertinencia para hacer parte del proceso.

* Las solicitudes serán evaluadas de acuerdo al orden de recepción de las aplicaciones.

 

El perfil que deberán cumplir los participantes será:

– Hombres y mujeres mayores de 18 años.

– Profesionales del periodismo, la comunicación social, las humanidades y de todas las áreas, que estén interesados en el periodismo cultural.

– Estudiantes universitarios con mínimo cuatro semestres cursados (o título profesional) en las áreas artísticas, en comunicación, periodismo o humanidades.

– Tener los conocimientos mínimos de escritura, buena ortografía y redacción.

– No se trata de un taller de escritura, es más bien una profundización en cómo contar historias desde el periodismo cultural. Los participantes deberán tener unas bases mínimas para redactar un texto.

– El Seminario está dirigido a personas para las que la escritura hace parte de su cotidianidad. Esto no quiere decir que deban ser expertos, profesionales o periodistas con experiencia únicamente, sin embargo, lo que se busca es que el Seminario les permita a los participantes adquirir nuevas herramientas, que complementen las que ya tienen.

 

Haz Click en el siguiente enlace para descargar el cronograma completo y la lista de ponentes e invitados al seminario de periodismo cultural de Medellín.

Ver cronograma completo y ponentes

Link del formulario de Inscripción. https://bit.ly/31nQLRg

read more
adminSeminario de Periodismo Cultural de Medellín

Fernando del Paso una librería con alma

Por admin en Agosto 18, 2020 , Los comentarios están deshabilitados en Fernando del Paso una librería con alma

Banner

Por: Luis Galar – Eventos del Libro

A una cuadra de la reconocida calle Colombia y muy cerca del complejo deportivo Atanasio Girardot se encuentra la librería Fernando del Paso, un lugar al que se accede fácilmente. Camilo Atehortúa, historiador y librero, recibe a los visitantes con un dechado de gentileza y sapiencia, pues conoce como ninguno los temas y autores que componen el catálogo de libros allí exhibidos. Esto hace posible que el visitante encuentre en la librería una coherencia ajustada al espíritu que por años ha querido transmitir el Fondo de Cultura Económica: presentar el conocimiento en un orden apropiado, una narrativa que consienta el diálogo con el posible lector.

Desde el ingreso comienzan a aparecer, como flores multicolores, aquellos libros que han acompañado el crecimiento intelectual de miles de latinoamericanos, las tradicionales colecciones del Fondo. Cabalmente dispuestas, pueden de inmediato ser disfrutadas por el visitante. A cada paso, títulos y autores provocan encuentros plenos de emoción y afecto para todo aquel que sienta pasión por el libro.

foto1

Olga Lucía Escobar, coordinadora del Fondo de Cultura Económica para Medellín, nos habla de la solidaridad del barrio con la librería, que se exterioriza en el saludo diario de los vecinos y la preocupación para que este tipo de propuesta cultural se salvaguarde en el tiempo. La agenda cultural ofrecida antes de la pandemia germinó como una nueva posibilidad de abrazo cultural con la comunidad y con aquellos lectores que reconocen en los libros del Fondo, como bien se ha afirmado, el medio para sustentar el debate público en nuestro continente. Otro sector de la población al cual apunta la oferta cultural es el público infantil: nuevas generaciones de lectores que impregnarán con su espíritu y espontaneidad cada página leída; bien sabemos la importancia de que esto pase y la librería Fernando del Paso estará atenta para avivar este encuentro.

Fernando del Paso

Carta a Juan Rulfo es un homenaje póstumo ofrecido a través de la emisora Radio Francia Internacional por el escritor Fernando del Paso a su amigo y compañero de tertulia Juan Rulfo. El pretexto que utiliza Fernando del Paso es una carta nunca escrita en la que deplora no haber establecido una posible correspondencia con Rulfo; igualmente, lamenta la ruptura de lo que otrora fuera un diálogo entre los dos escritores de horas “platicando y fumando como chacuacos”, pero bifurcados caminos sellaron esa separación. Así, desde la radio, interactuando con fragmentos de los cuentos Diles que no me maten y Luvina, narrados en la inconfundible voz de Rulfo, Fernando del Paso nos ha legado un cuadro donde narra el perenne y profundo valor de la amistad. Un homenaje intelectual, de esos que cómodamente se quedan guardados en la memoria.

En el año 2018 el homenaje lo hace el Fondo de Cultura Económico al inaugurar su filial en Medellín bajo el nombre de Fernando del Paso: una manera de legar para Colombia el compromiso de explorar la obra y vida del autor. El lugar donde se instaló la librería del Fondo fue en la Biblioteca Pública Piloto; allí estuvo durante un año, luego, por razones administrativas, se optó por aumentar el espacio de exhibición trasladando su sede al sector de Estadio, replanteando el proyecto hacia una apuesta totalmente nueva de promoción y divulgación cultural.

De los libros

La historia del Fondo de Cultura Económica se funde con la historia intelectual de América Latina. Su arribo a Colombia, como librería, se dio en el año de 1975 al inaugurar su primera sede en Bogotá. Antes se habían fundado filiales en varias ciudades, entre ellas Buenos Aires, Lima, Santiago y Caracas. Hoy Medellín hace parte de este circuito, uniéndonos al legado de lo que el antropólogo Gustavo Sorá denominó la “unificación simbólica intelectual latinoamericana”, refiriéndose al trabajo adelantado por el Fondo de Cultura Económica durante décadas.

foto2

Colecciones fácilmente reconocibles y queridas por muchos tales como: Breviarios, Tierra firme, Letras mexicanas, Colección Popular, La Ciencia para todos, entre muchas otras, colman los espacios de la librería Fernando del Paso. Además, en convenio con otras editoriales, la librería ofrece obras de autores clásicos en diferentes temas: literatura, filosofía, sociología, historia, poesía. Destacamos el lugar que ocupa la obra de García Márquez en la exhibición pues se ofrecen ediciones especialmente hermosas de los libros de nuestro Nobel.

Visitar una librería con toda la disposición de tiempo posible, dejarse atrapar por las portadas de los libros, las reseñas, o por fragmentos tomados al azar, abandonando el cotidiano afán, es un placer que invitamos a sentir: para eso existen las librerías, estos espacios hechos para la espera y para el goce que depara el encuentro con un buen libro. Estar en la librería Fernando del Paso nos ha dado pie para soñar e imaginar un tour por las librerías y editoriales de la ciudad, situación que puede ser posible algún día en la medida en que nuestra gente integre de mejor manera el libro, algo para lo cual se está trabajando tanto desde la iniciativa propia de cada una de las librerías, como desde los actores culturales que conforman el Plan Ciudadano de Lectura Escritura y Oralidad de Medellín. Mucho hemos avanzado al respecto, pero también mucho nos falta.

Durante todo el rato, Carolina Bedoya –quien también hace parte del equipo de la librería– adelanta la silenciosa labor de reacomodar colecciones, esa diaria caricia que permite disponer el escenario para que los actores, en este caso los libros, abandonen la casa original y emprendan el viaje. Gracias al empeño y mística de esta cofradía, la librería Fernando del Paso, afronta con denuedo la actual crisis sanitaria. Durante esta visita, vimos libros que se quedan en nuestros sentidos. Su destino inmediato dependerá de algún lector. ¿De quién exactamente? Quizá del profesor que acaba de llegar. Lo cierto es que tenemos el privilegio de contar en uno de nuestros barrios y con una proyección para toda la ciudad con una librería donde se pueden adquirir tanto las obras que hacen parte de la historia crítica de nuestro continente como la de los grandes genios de la literatura hispanoamericana.

foto3

read more
adminFernando del Paso una librería con alma

Cuando la lectura se transforma en objetos ilustrados

Por admin en Agosto 11, 2020 , Los comentarios están deshabilitados en Cuando la lectura se transforma en objetos ilustrados

IMG_1928

Por: Kelly Manosalva – Eventos del Libro

Éramos el mar y yo suena a verso de un poema, proyecta en la mente un encuentro sublime de dos seres que están hechos para mirarse, reconocerse en sus distintas facetas y acompañarse en los tiempos de agitación y calma.

Alejandra Gómez Calle creó en abril de 2017 el proyecto artístico Éramos el mar y yo, un emprendimiento en el que se combina el diseño, la ilustración y la literatura para plasmar en objetos ilustrados las palabras y versos de autores de otros tiempos. Esta iniciativa, como lo cuenta Alejandra, fue tomando forma a partir de sus experiencias laborales y académicas, pero sobre todo, su amor a las historias: “Trabajé en el Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín, allí comenzó la cercanía con los libros, la literatura, los autores… hacíamos una pieza que llamábamos ‘el coleccionable’, era un fragmento de un autor con su respectiva ilustración, de ahí me surgió el gusto por ilustrar literatura”.

Foto1

Antes de Éramos el mar y yo, Alejandra ya había creado otro emprendimiento bajo el nombre de Mar de enredos, el cual nació en una época en que vivió en Barcelona y que tenía su origen en la identificación que siempre ha sentido con el mar, además, con una sensación de ese momento de su vida. Con el tiempo, este nombre comenzó a volverse en una carga para ella: “… me estaba volviendo la vida un enredo (risas), yo me estaba haciendo un sabotaje. Una persona muy especial me dijo que yo era como el mar, sereno por fuera y turbulento por dentro, el mar es un ser que lo refleja a uno en toda su inmensidad de sentimientos, de niveles de profundidad. Me dije: ‘ya no quiero ser un enredo’, pero la figura del mar la quiero seguir teniendo. Éramos el mar y yo no es más que yo con yo, es mi reflejo y figura, pero más sensible”.

Más que una marca o un proyecto de negocio, la iniciativa de Alejandra está ligada a su esencia, sus gustos y exploraciones, es un “lienzo en blanco”, como ella misma lo define, en el que no solo se elaboran de forma cuidadosa objetos ilustrados, ya que otras expresiones artísticas tienen cabida para crear imágenes a partir de procesos creativos complejos.

Foto2

Sobre esto último, algunos imaginarán que se trata de seleccionar fragmentos de autores, colores y tipografías, pero para Alejandra va mucho más allá. Por una parte, ella prefiere seleccionar escritores cuyas obras ya se encuentren en el dominio público, asimismo, repasa los textos para encontrar conexiones y genera un banco de referencias de la obra: “Me fijo en la longitud del poema o fragmento, porque me gusta que hagan parte de la etiqueta del producto. Estudio sobre su vida, cómo fue, miro imágenes… Investigar a Emily Dickinson me causó muchas sorpresas, ella tenía unos diarios de botánica preciosos, entonces ligué cosas que estaban detrás de ella a los objetos”.

Hasta ahora, Éramos el mar y yo suma dos colecciones, una de la poeta argentina Alfonsina Storni y otra sobre la poeta estadounidense Emily Dickinson. En ellas, Alejandra ha creado vasos, camisetas, pashminas, pines, postales, llaveros, espejos, bolsos, cartucheras, libretas, cuadros, entre otros, para llevar la literatura a objetos cotidianos. Cuenta además que elaborar cada uno de estos productos implica revisar todos los detalles y pensar con mucho detenimiento.

Cuando Alejandra participó por primera vez en los Eventos del Libro en 2019, se sintió muy orgullosa de su emprendimiento al ver que las personas se conectaban con cada objeto ilustrado: “… no es lo mismo estar en un bazar cualquiera que estar en Eventos del Libro, ahí está la gente a la que uno le quiere llegar. Estar en Fiesta fue muy gratificante, muchas personas conocen la marca, uno se llena de emoción. Aquí la gente se conecta y entienden el sentido… para mí ha sido muy satisfactorio”.

Durante la conversación, Alejandra siempre habló en plural, y es que próximamente llegará su primer hijo, Emmanuel, quien desde ya ha inspirado nuevas ideas para Éramos el mar y yo. Mientras tanto, este proyecto artístico sigue fortaleciéndose, ideando otras formas de leer, que en este caso, no vienen plasmadas en hojas y carátulas, sino en objetos ilustrados que son ventanas a la lectura y a nuevas historias.

Foto3

read more
adminCuando la lectura se transforma en objetos ilustrados

Hormigas

Por admin en Agosto 6, 2020 , Los comentarios están deshabilitados en Hormigas

Por: David Eufrasio Guzmán    David_Eufrasio.JPG

No sé si es ganar o perder la batalla pero me he empezado a tragar las hormigas que flotan en el café. Siempre estoy atento a la pantalla y cuando menos pienso ya escalaron el pocillo y se lanzaron resueltas hacia el líquido. Al principio las sacaba con la yema del dedo, aprisionándolas contra la pared de cerámica, o tiraba el café por el desagüe del lavaplatos y me servía de nuevo, pero ahora, después de tanta energía desperdiciada en mis intentos por echarlas, cada nueva hormiga que se aventura a embriagarse en mi pequeño estanque portátil de estimulación temprana tiene que vérselas con mis candelas gástricas y mis lombrices.

Una noche hace tres meses, Diana se levantó sonámbula como suele hacerlo, se comió una rebanada de bocadillo y dejó el lingote de guayaba sobre el poyo de la cocina. A la mañana siguiente lo encontré cubierto de hormigas, parecían quererlo cargar mientras enterraban sus mandíbulas en el rojo dulce. Soplé y limpié la lonja con una servilleta, la guardé en la nevera y observé a las hormigas: se dispersaron por todo el primer piso. Durante ese día las estuve siguiendo y descubrí que tenían su nido en una esquina del balcón, debajo de una matera cuya base se levantaba del piso algunos centímetros. Nunca antes las había visto en el apartamento y lo primero que pensé fue en las razones que tuvieron para abandonar su hormiguero en algún noble árbol o zona verde en medio del cemento y venir a colonizar unas aburridas paredes.

Foto_portada

¿Sería el aire de la ciudad, podarían el soporte del hogar, llegaría un taladro de pavimento a ensordecerlas, un depredador? O quién sabe si las atrajo alguna fragancia, asaltaron el edificio y comenzaron su peregrinación hacia este cuarto piso donde vivimos dos adictos al dulce y dos gatos que prefieren las chapolas. O qué tal que las hayan ido desplazando de todos los apartamentos a punta de veneno hasta que llegaron al último, tantas opciones… parece ser que en el mundo, donde siempre hay algo pudriéndose, también hay unas fuerzas permanentes e intocables que nos hacen mover, y que se mueven y circulan en sí mismas, por eso el planeta es redondo y está vivo, de lo contrario, si fuésemos estáticos, adquiriríamos otras formas que nos desdibujarían en polvo antes de tiempo.

Las hormigas ahora son ubicuas dueñas del apartamento. A veces, antes de saltar al café, cruzan la pantalla, recorren mis párrafos, se detienen en alguna palabra y continúan como caracteres vivientes que quieren hacer parte de otra frase, de otro pensamiento, fecundar una de estas letras, salirse libre de las márgenes. No se puede dejar una gota de piña en el suelo, una miga en el escritorio, un grano de azúcar en la mesa, todo lo invaden. Cuando quise expulsarlas con remedios caseros me di cuenta de que siempre encontraban un mejor lugar para salir adelante. De la matera emigraron a la pared, la entrada era una ranura que resané con yeso, un taponamiento que las hizo escalar al segundo piso para coronar las tablillas del techo donde ya son inalcanzables.

A veces pienso que si las hubiera dejado tranquilas en el balcón no hubieran hecho nidos en todos los demás puntos de la casa, o tal vez sí, y esa es su naturaleza, su forma de multiplicarse y sobrevivir. Son una nueva especie, las hormigas de apartamento. Las respetamos, las soplamos de los platos, pero no dejamos nada mal cerrado, ellas, como Diana cuando está sonámbula, saben hallar su alimento. También saben que son el mío.

***

David Eufrasio Guzmán fue uno de los escritores invitados durante el mes de junio a Si una lectura en voz alta… Un sueño. En el canal de YouTube de Eventos del Libro puedes volver a ver este encuentro.

read more
adminHormigas

Librería Interuniversitaria, un universo de páginas abiertas

Por admin en Agosto 4, 2020 , Los comentarios están deshabilitados en Librería Interuniversitaria, un universo de páginas abiertas

IMG_1895

Por: Valentina Correa Restrepo – Eventos del Libro

Una historia de amor por la literatura se ha escrito por más de 20 años en los estantes de la Librería Interuniversitaria, un lugar para los más curiosos lectores.

Cuando se visita el Paraninfo de la Universidad de Antioquia solo se puede pensar en historias, en cada uno de los relatos de estudiantes y profesores que han llenado de conocimiento sus pasillos durante años. En este lugar, en medio de las experiencias y referencias académicas, está la Librería Interuniversitaria, un espacio para los amantes de la lectura y el aprendizaje.

Este lugar tiene vida propia. Declarado Monumento Nacional en 1982, es un espacio de ciudad que se caracteriza por la conservación del patrimonio cultural. Esta zona de Medellín es capaz de transportar a otras épocas. Allí es fácil imaginarse a damas antiguas desfilando con sus sombrillas y caballeros de sombrero, tal vez con poncho y carriel. Un lugar ideal para conocer las historias de la urbe, mientras se disfruta de un buen libro.

El Paraninfo es un lugar de páginas abiertas. En él se escriben un sinnúmero de historias: estudiantes que se mueven de un lado a otro, padres orgullosos que ven a sus hijos recibir sus títulos universitarios y profesores que, con paciencia, se toman un café recordando sus sueños juveniles.

Como si se tratara de un reino de lectura en el que habitan muchos personajes, María Eugenia Berrío Puerta lleva más de 10 años entregando sus días en este lugar. Allí ha visto pasar generaciones de estudiantes y clientes que buscan en los libros un encuentro con la verdad de las palabras. Cuando habla de su recorrido no puede evitar el brillo en sus ojos, los mismos que se cierran con timidez al sentir una cámara enfrente suyo. Ella logra que los visitantes se lleven a casa un compañero ideal, desde lo académico hasta las más apasionantes aventuras, uno que les ayude a inspirarse, transportarse, aprender y sentir lo que solo los libros logran.

Foto1

Aunque María Eugenia encontró en los libros su lugar ideal, no fue este el primer trabajo que desempeñó. Pasó de una empresa de decoración al mundo literario donde decidió quedarse. Trabajó durante siete años en la Librería Científica y, finalmente, llegó a la Librería Interuniversitaria, donde en medio de cafés y tertulias encontró el espacio ideal para seguir conectada con los libros y los lectores. “Las personas entran y se sienten en otro lugar, se desconectan del Centro”, cuenta con emoción María Eugenia, quien recuerda con cariño a todos sus clientes.

“Me quise quedar en la librería porque me gustó mucho el conocimiento que uno adquiere con tantos libros, tantos clientes, tantos temas. Todos le aportan a uno”, agrega la librera mientras ojea uno de los libros ubicados en una mesa pequeña. María Eugenia siempre se muestra amable y cercana, respira profundo cuando habla de la tranquilidad que le genera habitar este lugar lleno de letras y encuentros.

La Interuniversitaria nació de la alianza de cinco universidades: Universidad de Antioquia, Universidad Nacional, Universidad Eafit, Universidad Pontificia Bolivariana y el Politécnico Jaime Isaza Cadavid. Estas instituciones querían propiciar un lugar ideal para estar más cerca y generar encuentros alrededor de la lectura. La Librería Interuniversitaria cuenta con tres sedes: en el Paraninfo de la Universidad de Antioquia, la Alianza Francesa y la Universidad Nacional.

Foto2

Entre risas, María Eugenia comenta que algunos de sus clientes pueden visitar la librería casi todos los días. “Ellos tienen una adicción a los libros, compran tantos que en ocasiones los quieren esconder para no tener problemas en sus casas, piden que no se los empaquen para poder decir que se los regalaron o se los prestaron”, agrega que “los libros son el conocimiento”, dice ella. “Cuando se tienen más conocimientos se amplían las visiones de las cosas, se ven de manera diferente y se obtiene un mayor criterio para opinar. Eso abre a la gente para que pueda tomar mejores decisiones y vivir mejor”.

Esta librera destaca entre sus visitantes a importantes profesores y periodistas como Héctor Abad Faciolince y personalidades de la política como Sergio Fajardo, quien también es profesor. Precisamente la librería fue creada para el público académico, enfocado en la ciencias sociales y humanas. Además, dice que los libros más vendidos son los de literatura colombiana, con autores destacados como Héctor Abad Faciolince, William Ospina y Tomás González. Se destacan también relatos sobre la historia de Colombia y literatura clásica. Gran parte de los visitantes de la librería son adultos, aclara María Eugenia.

“Es difícil recomendar un libro, pero lo primero que hacemos es saber si la persona ha leído algo para uno guiarse. Lo que uno hace es empezar a conversar más para ver qué pistas logra tener y poder asesorarlos”. Para María, sus clientes son la razón por la que siguió su vida como librera, por eso, guiarlos es uno de sus principales objetivos: “La librería se destaca por satisfacer al cliente en sus necesidades”, comenta mientras observa a uno de los visitantes recorrer la librería.

Esta librera habla con orgullo de la buena relación que tiene con sus compañeros de trabajo: “Lo más importante es que siempre nos llamamos y nos ayudamos” resalta María Eugenia—, quien habla de los encuentros que tiene con sus colegas, a los que orgullosamente también llama amigos.

En este rincón de la ciudad habitan sus sueños, donde vive rodeada de sus libros y personas importantes que hacen parte de su familia y de su historia. Las páginas de la Librería Interuniversitaria se seguirán escribiendo mientras haya personas que sigan creyendo en el poder de los libros, su esencia y vida.

Foto3

read more
adminLibrería Interuniversitaria, un universo de páginas abiertas

Y las brujas se tomaron la ciudad

Por admin en Julio 24, 2020 , Los comentarios están deshabilitados en Y las brujas se tomaron la ciudad
IMG_1796

Por: Luis Galar – Eventos del Libro

La participación en una feria de ilustración en Londres, explotó en forma de editorial independiente en Medellín, aportando a nuestro medio una propuesta de impresión que reconquista la acción artística, tanto para la ilustración como para la publicación de libros. Juegan, en este caso, la inventiva y las posibilidades que una redescubierta técnica de impresión de origen japonés ofrece a quien busque, entre otras cosas, devolver el “cariño por la impresión”. Nos referimos a la risografía.

Todo esto sucede en La Bruja Riso, quienes por estos días están estrenando su sitio web para acercarse al público debido al cierre de su sede–taller consecuencia de la pandemia que golpea al mundo en la actualidad. Varias cosas llaman la atención de esta propuesta editorial: lo primero, el nombre. Un nombre nutrido de significado y simbología, de esos que se quedan grabados en la mente con gran facilidad, debido a su carácter único. Destaca, además, el hecho de ser heredero de apuestas en el orden cultural, ese eterno reto de nuestros gestores culturales, que esta vez unidos dan lo mejor de sí tras un proyecto que despierta simpatía y aprecio. Jimena Escobar, ilustradora; Luis Echavarría, historietista, y Andrew Smith físico, amigo de “compartir conocimientos y saberes”, quienes uniendo sus talentos hacen posible esta experiencia editorial en nuestra ciudad.

Foto 1

La técnica

La técnica Riso se desarrolló en el Japón de la posguerra, con base en dos elementos claves: uno, la tinta Riso ink y, en segundo lugar, la impresora, que, lejos de entrar a competir con el mercado de las fotocopiadoras, despertó la creatividad de diseñadores, artistas gráficos y editores en el mundo, pues en las máquinas riso se conjugan la velocidad de impresión con el uso de tintes y texturas que permiten trabajos de gran originalidad, ya que, además de economía, el método representa una posibilidad sostenible de impresión fundada en el uso de tintas a base de soja.

Para difundir esta técnica, en La Bruja Riso se adelantan talleres de edición en los que se aborda la práctica editorial desde diferentes perspectivas. Así, el Booktrek Laboratorio de edición (dirigido por Ferran el Otro, editor con amplia experiencia) es –tal y como bien lo expresa la convocatoria a este taller de edición– “una respuesta a la tendencia de proliferación. Está organizado para ofrecer una visión completa del proceso de la práctica editorial”. Se desarrolla en tres módulos: 1.) De la idea al proyecto 2.) Del proyecto al producto y 3.) Del producto al público. Trazando el camino para que propuestas de este género se expandan en nuestro territorio a fin de que lo creativo y, por qué no, lo divergente tengan una posibilidad de expresión nueva en nuestro contexto. Actualmente está para dictarse el módulo tres, el cual está dirigido a todos aquellos que quieran capacitarse en dos temas esenciales en la consolidación de todo proyecto editorial: la circulación y la distribución del libro.

Foto 2

Los eventos

La participación en diferentes eventos de ciudad hace parte importante de la agenda de La Bruja Riso, pues algo sorprendente del libro, gracias a la técnica propuesta, es el doble objeto manifestado; por un lado, la impresión, y, por el otro, el contenido, dualidad que permite la elaboración de obras únicas en el contexto editorial. Esto, además, nos reconfirma como los seres humanos que somos: hechos para la emoción, para el sentir y para el placer proporcionado por las cosas. De ahí que estas nuevas técnicas de impresión juegan un papel esencial al recomponer la relación del ser humano con lo impreso.

El Faire, conocido especialmente por su feria anual de ilustración, historietas y fotografía; Lo doy por que quiero, podcast preocupado por poner el conocimiento a disposición de todos los públicos, y La Chimenea – laboratorio de historieta auto-gestionado; de esta mixtura nació La Bruja Riso, proyecto abierto para aquellos que quieran incursionar tanto en su propuesta de taller de edición como en la autopublicación o en la impresión bajo demanda, ampliando las posibilidades para escritores y amantes del libro en la ciudad.

Foto 3

Asistir a la Fiesta del Libro y la Cultura del 2019 forjó lecciones importantes. En primer lugar, La Bruja Riso asumió el manejo de un estand donde se recogió la exhibición de varias editoriales dedicadas a la autopublicación, permitiendo la proyección ante la ciudad tanto de su propio trabajo editorial como el de otras entidades, cada una con su particular propuesta de impresión. La puesta en práctica de una escenografía –imprimiendo afiches y reciclando algunos otros– permitió que el estand atrajera la atención de los visitantes a la Fiesta, un buen ejemplo de cómo estimular la emoción gracias a la disposición visual de los elementos a exhibir, lo cual genera recordación y empatía con respecto al producto. Esto nos recuerda lo que narra el escritor español Jorge Carrión refiriéndose a los espacios de exhibición de libros, de la que dice que es

arquitectura para el placer y la emoción, que anula cualquier barrera entre el lector y el libro y jerarquiza convenientemente la oferta, en la cual el librero actúa como coreógrafo […] y dispone los elementos afectiva y efectivamente para estimular la memoria del lector y canalizar su elección. (Librerías. Anagrama, 2013)

Hoy los tiempos han determinado nuevas acciones. Por ahora, la inventiva se traslada a la web con la creación de un e-commerce (https://www.labrujariso.com/) en el que se navega con amabilidad. Además, continuando con su política de cercanía con autores y lectores, se brindan desde la página posibilidades para la adquisición de materiales impresos, así como para la publicación desde la facilidad y economía que permite la técnica.

Larga vida, pues, a esta propuesta que justifica su existencia desde esa ansia de conocimiento entretejida en una sociedad tan diversa como la nuestra, unos primeros pasos que nos alientan, pensando en que es posible, mediados por el libro y la lectura, forjar mejores ciudadanos.

read more
adminY las brujas se tomaron la ciudad