Un Hilo de Plata para conectar autores, lectores, librerías, historias y ciudad

Por admin en Abril 10, 2018 , No hay comentarios

Por: Vanessa Villa Muñoz

La leyenda cuenta que el hilo de plata es un cordón que permite al que lo posee la comunicación con otros mundos. Gracias a este hilo es posible viajar a todas partes del planeta, pero también es una herramienta de conexión con lo astral y con otros planos que están más allá del mundo físico. El hilo de plata es, entonces, un instrumento para viajar, para conocer y para conectarse con nuevos mundos.

En Medellín existe, desde 2014, Hilo de Plata Editores. Esta editorial independiente, que tiene en su catálogo cerca de veintiséis títulos, es ese cordón plateado que ha conectado  autores, lectores, librerías, historias y ciudad. Janeth Posada es la fundadora, directora y editora y sabe que los trabajos que se hacen con los hilos de plata son cuidadosos, detallados y sinónimo de calidad.

Hilo de Plata nació como un proyecto de Janeth, ingeniera administradora de profesión, que escogió la escritura como vocación y pasión. Janeth comenzó a trabajar como correctora en El Tambor Arlequín, editorial independiente donde más tarde se convirtió en  editora. En sus palabras, “la edición es el oficio más bonito que le han podido enseñar, porque hay que ir paso a paso, acompañando una idea que luego se vuelve algo físico con lo que la gente se encuentra y disfruta”.

Su casa es también la sede de la editorial. Es allí donde nos recibió. Llama la atención el jardín que tiene en su balcón, con plantas de todas las formas que, como ella lo afirma, son el escape perfecto en los días en los que el estrés y la edición se juntan. Allí, en la sede de Hilo de Plata Editores, conversamos con Janeth sobre el quehacer de esta editorial independiente en Medellín, el proceso de creación de un libro, sus anécdotas y proyectos futuros. Ella respondió a cada una de las preguntas, con la minuciosidad que emplea en las clases de edición de publicaciones que dicta en la Universidad de Antioquia. Aquí reconstruimos la conversación:

¿Cómo comienza el proceso de edición de un libro en Hilo de Plata?

Janeth Posada: Hay varias formas de entrar en proceso de edición. Hay algunos escritores a los que uno les quiere apostar, porque ya se conoce, se ha leído el autor o se ha visto su obra y nos parece interesante; por ejemplo, con Reinaldo Spitaletta, que tiene una novela muy bella que se llama Balada de un viejo adolescente y la publicamos con una empresa de gestión cultural. Hay ocasiones también en las que el autor viene con el libro y nos dice que quiere editarlo.

Hay libros que presupuestalmente no podemos editar, pero buscamos financiaciones como becas, coedición, en la que el autor se encarga de una parte de los gastos, y otra modalidad en la que el autor corre con todos los gastos de edición e impresión.

¿Cuál es el siguiente paso?

J.P.: Yo lo primero que hago siempre es leer, porque se ha pensado que la edición independiente es simplemente un sello que se pone para que se publique cualquier cosa. Cuando me llega un libro que yo no estoy esperando –que pasa todo el tiempo–, si en lo que me dicen yo siento que hay algo que puede ir con mi línea, le digo que me envíe una parte para definir, desde el criterio de la editorial, si puede tener cabida, está listo para comenzar un proceso de edición o definitivamente no, porque es importante que el libro esté listo para comenzar con ese proceso.

¿Cuánto tiempo lleva la edición de un libro desde que se recibe hasta que llega al lector?

J.P.: A veces la gente cree que dice Libro y ya está hecho, pero no es así. Hay libros que son muy breves o están muy listos, y pueden tomar entre 3 y 6 meses.  

El primer paso es la lectura y el proceso de corrección, aquí es fundamental  que el autor esté presente. Se hace el primer borrador en word, para pasarlo a diagramación. Luego, otra revisión, porque no es lo mismo verlo en word a verlo en el pdf y se vuelve a mostrar al autor. Se definen las propuestas de carátula y posteriormente se pasa a impresión, que puede durar entre 20 días y un mes, más o menos. Finalmente llega a las librerías. En las librerías locales se puede entregar inmediatamente, pero con el distribuidor se demora más.

¿Cuál es el recorrido del libro después de la editorial?

J.P.: El camino, que yo siento que los libros recorren, se ve es a largo plazo, por eso es que hay que tener mucha paciencia en este sector. No es como una camiseta, que la gente la usa o no y te das cuenta inmediatamente. Se dice que uno sabe si un libro funcionó o no en un periodo de 3 años.
Nuestros libros, que van por ahí haciendo su camino, son nuestra mayor publicidad. Por ejemplo, el de Cristian Romero, que se llama Ahora solo queda la ciudad. Este libro es una Beca de Creación de la Alcaldía de Medellín. Yo lo quise publicar y tuve la suerte de trabajarlo con él. Luego, Cristian quedó en Bogotá 39 y eso le dio muy buena acogida. De hecho, tuvimos que hacer una segunda edición. Es un libro que me gusta mucho, por el hecho de que un autor talentoso también salga del contexto local.

 

 

¿Cuál es el papel de Hilo de Plata en el sector del libro?

J.P.: Yo creo que procuramos que haya un buen trabajo, que sea un libro cuidado y que la gente quiera cogerlo y leerlo, intentar que los libros no sean muy caros y que puedan estar al alcance de las personas.

También generar experiencias significativas y alianzas con otras editoriales. Me gustó mucho la coedición con Eafit y Sílaba Editores para la Biblioteca Mario Escobar. Eso convocó bastante gente y sentimos mucha fuerza, en la presentación nos fue muy bien, porque había más de 160 personas. Eso hace eco y refuerza el círculo del libro en Medellín.

¿Qué proyectos tiene Hilo de Plata en el corto plazo?

J.P.: En este momento estamos haciendo dos libros que van para la FILBo, es la primera vez que vamos a ir. Uno de esos libros es de adivinanzas, y está ilustrado por una pintora; el otro es el primero que hacemos con un escritor extranjero, es una poeta argentina que se llama Carolina Zamudio.

**La recomendación literaria de Hilo de Plata a propósito de Las formas de la memoria:
J.P.: Es un libro nuestro que me parece muy bello y muy entrañable. Se llama Candelaria y su abuela mágica, de Yolanda Astrid Pino Rúa. Es una historia infantil-juvenil en la que se cuenta la recuperación de la memoria. En la historia, la niña no conoció a su abuela y quiere saber qué le pasó, entonces se va tras su camino, llegando a Angostura, que es el pueblo donde vivía la abuela y vuelve a recorrerlo. Es un libro que disfrutamos mucho haciendo y trabajando con la autora.

Comparte esta noticia:
adminUn Hilo de Plata para conectar autores, lectores, librerías, historias y ciudad

Realiza un comentario