Un cuentico amarillo enamora a Medellín

Por admin en Septiembre 1, 2017 , No hay comentarios

Por: Natalia Tamayo Gaviria

Con Tom Sóyer, mucho culicagao de Koleia Bungard, el Cuentico Amarillo llega a su décima versión. Aquí te contamos la historia.

***

*Este relato periodístico fue publicado por primera vez en la edición del 25 de agosto de 2017 del periódico El Tiempo.

Dicen los lenguisueltos, que desde el 2009 transitan por las calles de Medellín unos personajes salidos de cuento. Sí, de cuento y de contexto. Algunos con ciertos aires europeos, otros muy orientales y una que llegó desde el País de las Maravillas. Al último que se le vio aparecer y, que todavía anda por ahí, es a un pelaíto con cara de necio. Le dicen Tom Sóyer y vive de travesura en travesura por las calles de Aranjuez, con su amigo Huck el Mortiño.

Cuentan, además, que a pesar de venir de lugares en donde no se habla español, dominan a la perfección los modismos paisas y viven camuflados entre nosotros como si fueran de aquí. Estos personajes, desde que empezaron a aterrizar en medio de las montañas, se amistaron con la gente de estas tierras y se quedaron en los recuerdos de niños, jóvenes y adultos que visitan cada año por septiembre la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín.

Pinocho, Alicia, Cenicienta, los 3 Cerditos, Scherezada, Julio Verne, Hansel y Gretel, marineros en búsqueda de un tesoro, Sherlock Holmes y este año Tom Sawyer, son los invitados que han visitado la Zona Norte de Medellín para, con un toque muy local, promover el placer de sumergirse en las historias de los clásicos de la literatura universal.

Había una vez ‘una idea’

La idea surgió después de mucho pensarle a la mejor manera de reemplazar los típicos volantes que anuncian eventos, por información de calidad que invitara a la gente a visitar la Fiesta del Libro. Un día, en 2009, uno de los integrantes del equipo de Fiesta llegó a la oficina con ejemplares de los pequeños cuentos amarillos que salían de las piñatas de antaño. Y ahí empezó todo.

“Nos enamoramos de la idea, porque yo creo que nadie se da cuenta de que en la parte de atrás está la invitación a la Fiesta, pues terminó siendo una pieza por sí misma. Y también es la posibilidad de tener unas versiones de cuentos o historias de la literatura internacional pasadas por el tamiz de lo que es Medellín”, dice Guillermo Cardona, primer director de la Fiesta del Libro, y autor del Cuentico Amarillo Pinocho enamorado.

Lo que nació como una herramienta publicitaria para la Fiesta del Libro, terminó siendo una gran estrategia de promoción de la lectura, un librito coleccionable que, año tras año, acerca a todos los visitantes de la Fiesta a los clásicos de la literatura universal. Una iniciativa que con Tom Sóyer, mucho culicagao, de la escritora antioqueña Koleia Bungard, llega este año a su décima versión.

El cuentico es corto, escrito en un lenguaje sencillo y que encarreta, además, las ilustraciones que lo acompañan cautivan. Las obras y personajes de la literatura que son adaptados cada año al lenguaje y contexto local, son seleccionados de acuerdo a la línea creativa que guiará el evento. Y los autores que son contactados para participar en la creación de la versión paisa de estos relatos, son todos autores de la región.

Contar los cuentos universales

“El Cuentico es la democratización de la cultura y la lectura. Es más, yo creo que es el libro mío que más se ha leído”, apunta Luis Miguel Rivas, autor encargado de traer a Alicia, del país de las maravillas, a los barrios de Medellín en Alicia vuelve a ver todo, la segunda versión del Cuentico.

Cada adaptación del Cuentico Amarillo tiene un tiraje de 200 mil ejemplares, que son distribuidos por toda la ciudad. Es decir que para este año, con su décima versión, ya son más de dos millones de pequeños libros amarillos los que se han entregado. En palabras de Guillermo Cardona, único autor que ha escrito dos de los cuenticos, “sin intensiones de presumir, pero con 600 mil Cuenticos Amarillos, yo sería el autor más publicado en Medellín. Eso ni García Márquez, ni nadie”, dice con humor.

Para Koleia Bungard, traer al pelaíto más necio de Mississippi a las calles de Aranjuez fue todo un reto, un reto que disfrutó mucho. “Para las personas de mi generación Tom Sawyer fue una serie de televisión, pero leer el libro es otra experiencia. Es un libro que se escribió en 1876 y que ha pasado por muchos lectores y tiempos sin perder vigencia. Yo no había leído Las aventuras de Tom Sawyer, pero fue delicioso ese ejercicio de ir leyendo y traduciendo este clásico de la literatura a un lenguaje paisa”.

Guillermo Cardona, Luis Miguel Rivas, Juan Manuel Roca, Juan Diego Mejía, Claudia Ivonne Giraldo, Juan David Vélez, Jaime Jaramillo Escobar, Memo Ánjel y Koleia Bungard han sido los responsables de poner a familias enteras a leer las aventuras de estos personajes.

Más allá del papel

Con el propósito de convertir a la Fiesta en un evento accesible para todos, desde 2014, el Cuentico Amarillo se publica también en una versión resumida en braille. El objetivo con esto es, además de llegarle al público con discapacidad visual, “generar un componente de sensibilización importante, para que los visitantes de la Fiesta comprendan que en esta ciudad habitamos todos sin importar cómo seamos ni qué condición poseamos”, dice Ana María Tobón, integrante del equipo de Plan Ciudadano de Lectura, Escritura y Oralidad de Medellín.

El Cuentico Amarillo digital e interactivo nació también en 2014. Una estrategia adherida al Salón de Nuevas Lecturas, que este año tendrá una experiencia transmedia relacionada con Tom Sóyer, mucho culicagao, que desde ya se puede descargar en Google Play y Apple Store para divertirse con las aventuras de este muchachito.

El reto ahora será, tal vez, poner a viajar a personajes como el Ingenioso Hidalgo, la irreverente Mafalda o el periodista Tintín. Para que en lugar de molinos de viento, peleen contra el dragón del metro, o para que la niñita que odia la sopa le haga mala cara a los fríjoles y se burle de la cultura fit. O para que el belga más curioso de todos encuentre las coordenadas de los dispositivos que dieron lugar al mito de la patasola. Y colorín colorado, este cuentico se seguirá contando.
¡Ya son 10!

2009 Pinocho enamorado, Guillermo Cardona.
2010 Alicia vuelve a ver todo, Luis Miguel Rivas.
2011 La verdadera historia de cenicienta, Juan Manuel Roca.
2012 Los tres cerditos, Juan Diego Mejía.
2012 La muchacha de las mil y una historias, Claudia Ivonne Giraldo.
2013 La insólita resurrección de Julio Verne, Guillermo Cardona.
2014 Hansel y el dolor de estómago que duró veinte años, Juan David Vélez Gómez.
2015 La isla del tesoro, Jaime Jaramillo Escobar.
2016 El delantero derecho, Memo Ánjel.
2017 Tom Sóyer, mucho culicagao, Koleia Bungard.

Comparte esta noticia:
adminUn cuentico amarillo enamora a Medellín

Realiza un comentario