Seminario Nuevas Lecturas: El universo de los libros en pixeles

Por Comunicaciones Fiesta del Libro y la Cultura en Agosto 10, 2016 , No hay comentarios

El Seminario Nuevas Lecturas, un evento cuyo foco fue el libro digital y sus amplias posibilidades, ocurrió el pasado 4 de agosto en la SIU de la Universidad de Antioquia. Al finalizar la jornada de siete charlas, y un conversatorio, la conclusión era clara: el dilema libro de papel vs. el libro digital está superado. Ambos se complementan. Ahora bien, la discusión que emerge por estos días es: ¿cómo lo hacen?

El Seminario lo abrió el académico Germán Rey, quien reflexionó sobre cifras de lectura y el famoso índice de lectores, que ubica a nuestro país en un promedio bastante bajo: apenas 1.9 libros leídos al año por persona. Rey aseguró que entre 2000 y 2005 la lectura convencional se desplomó 30%, pero la lectura digital se duplicó. Y eso habla de nuevos comportamientos y nuevos paradigmas. Estas son algunas de sus citas:

“Si la lectura en internet crece, es porque sus funciones están más asociadas al entretenimiento de lo que libro físico pudo construir”.

 “El colegio es una institución que convirtió la lectura en deber y dejó aparte la relación lectura-placer”.

“La práctica simbólica de milenios ha cambiado. Hoy hay comportamientos que han entrado a competir con la lectura, por ejemplo: escuchar música”.

SeminarioNL8

Iván Correa, de la editorial eLibros, durante su charla titulada “La búsqueda de un texto enriquecido”

Continuó Bernardo Jaramillo, del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC). Él presentó un análisis sobre las nuevas agendas del libro, sobre políticas públicas de lectura y sobre cómo se calcula aquel índice que nos ubica tan atrás. Según dijo, las encuestas deben poner el interés en el consumo cultural y, al igual que Germán Rey, aseguró que según la encuesta de 2012, en Colombia la lectura en internet viene en aumento.

Iván Correa, de la editorial eLibros, conversó sobre formatos y las cualidades particulares de cada uno. En últimas, los formatos son lo que permite ampliar el espectro del libro digital: al desmarcarse del austero pdf, aparecen posibilidades mucho más enriquecidas. Al hacerlo, también, se abre la puerta para el trabajo colectivo más allá del escritor y el editor:

“En este asunto el diseñador gráfico tiene un gran campo de acción, gracias a los formatos de libros digitales que exigen su participación”.

Catalina Holguín, editora de la editorial Manuvo, especializada en libros digitales, profundizó sobre todos los aspectos de la creación literaria en pixeles, en una charla que se tituló, precisamente, ‘Recetas básicas de preparación’. Holguín habló desde la extensión que deben tener los párrafos en una pantalla, hasta la apropiación de recursos prestados del cómic como los globos de texto que llegan a adquirir dinamismo, un detalle sencillo que no está de más ser tenido en la cuenta. Y, sobre todo, expuso la importancia de la dimensión multimodal: la incorporación de sonido y movimiento.

Durante la jornada de la tarde, Ricardo Ramírez, del ministerio de Cultura, dio cuenta en su charla sobre las convocatorias y las becas a la creación para libros digitales en donde aún hay mucho territorio inexplorado. Todo esto permite la posibilidad de que autores emergentes puedan auto publicarse y se intuye un mercado fuerte en libros para niños. Sobre los programas de estímulos del Ministerio, Ramírez apuntó que se busca incentivar ideas en donde el objetivo esté en el desarrollo de contenidos por encima de las herramientas o los soportes. Es decir, se privilegia la historia y el impacto narrativo por encima del software o el hardware.

Jaime Iván Hurtado, de Hipertexto, habló sobre la industria y sus estándares. Fue él quien aseguró que el dilema entre el libro digital y el clásico está zanjado, pues ambos se complementan. Sin embargo, afirmó, ese es el punto de partida para una nueva discusión: ¿cómo lograr esa sinergia? Hurtado también se refirió a nuevas formas de mercadeo y de distribución que van más allá de los modelos de descarga. Planteó casos como el acceso por streaming, o la compra por capítulos. Además dejó sobre la mesa una pregunta fundamental:

“Cuál es la nueva ola que en este momento está entrando: ¿qué pasa con la siguiente ola? ¿Quiénes son los que siguen?”.

“El mundo de la creación de contenidos está convulso, hay que entenderlo y modificarlo”.

Finalmente, Juan Miguel Villegas, Claudia Cadena y José Ignacio Caro, conversaron juntos sobre el rol que, en todo este panorama de libros que no son de papel, juegan las bibliotecas. Aparte de las nuevas mecánicas de préstamo y catálogos que promueven colecciones digitales; el mayor reto que enfrentan es la subutilización de los recursos electrónicos. “Un uso instrumental o cooptado por las redes sociales”, según expresó Caro. La impresión general es que los usuarios tienden a usar las bibliotecas como si fueran una gran café internet donde prima la consulta de correo, redes sociales y Youtube, por encima de la lectura o el verdadero aprovechamiento de los medios multimediales.

SeminarioNL14

“Del libro de papel al préstamo digital”, fue el conversatorio de la jornada sobre el rol de las bibliotecas en el horizonte amplio del libro digital.

Comparte esta noticia:
Comunicaciones Fiesta del Libro y la CulturaSeminario Nuevas Lecturas: El universo de los libros en pixeles

Realiza un comentario