Entrevista a Fernando Samalea

Por admin en Julio 20, 2015 , No hay comentarios

“Nunca me había trasladado de mi país por cuestiones literarias”

samaleaTenía 13 años y un directorio telefónico. Eso era suficiente. Así que marcó a la casa de Ernesto Sábato, habló con él y consiguió que el escritor argentino lo recibiera.  “Lo que más recuerdo fueron mis preguntas acerca de ‘Sobre héroes y tumbas’, un libro suyo que recientemente había leído, me sorprendió la facilidad que tenía para comunicarse con los adolescentes”, cuenta Fernando Samalea, el músico y escritor argentino que estuvo de paso por Medellín en la Parada Juvenil de la Lectura.

El evento significó la primera vez que Samalea salía de su país para un certamen literario. Parte de su reconocimiento internacional se lo debe a su desempeño como bandoneonista, baterista y al haber tocado con músicos como Andrés Calamaro, Gustavo Cerati y Charly García, entre otros. “Para mí es algo mágico ver a tantos jóvenes reunidos en función de la literatura y la fantasía”, dijo refiriéndose a la Parada.

Conversamos con él, sobre su vida y trayectoria como artista, esto fue lo que nos contó:

1- ¿Cómo fue el encuentro con Sábato?
Recuerdo que fue un impulso, cogí el teléfono y lo llamé. Hablé con él del libro ‘Sobre héroes y tumbas’ el cual había leído recientemente y sobre la estatua de Ceres. Me impresionó ese faceta diversa que tenía él al momento de  los los griegos, los sueños y la ciencia. Tenía una especie de forma armada de vocabulario muy particular, que yo intenté en mis primeros cuentos y relatos que nunca publiqué.

2- ¿La música o la literatura?
Los dos mundos. Trato de encontrar una cohesión, no quiero separarme demasiado. Me considero músico y la música ha regido mi vida, pero también crecí en el mundo de los libros y no hay nada más fascinante que ese mundo. Pero si me das la cruel opción de elegir tendría que decir: la música, muy a mi pesar.

3- ¿Cuáles son los temas recurrentes en sus letras?
El humor, intento que se mantenga que no haya demasiada solemnidad. Pero hay cosas que ameritan tomarse con sensibilidad, seriedad, que inevitablemente son dolorosas y no se pueden expresar con humor. La premisa es la veracidad.

4- ¿Qué sentimientos de Fernando encontramos en la música y cuáles en las letras?
En la literatura está todo, porque la imaginación lo puede todo. La música tiene esa limitación extraña. Las dos son expresiones ciegas: no es como el arte plástico que se ve o como las esculturas. Por ejemplo en la literatura, aunque se ven las palabras, su sentido está en lo que produce en nuestro cerebro y en la imaginación, la sensación es ciega, es lo que uno va imaginando.

5- ¿Para qué escribir y para qué tocar un instrumento?
Eso sería como pedirle explicación a la vida, uno vive con todo el entusiasmo, la esperanza, la inquietud, es como analizar por qué un gato pasa caminando por ahí: el gato no sabría que está en Medellín, en una feria, solo vive su mundo. Nosotros estamos condenados a vivir un mundo sin comprender la totalidad de la explicación misma de la vida, por ende la música y la literatura caen en el mismo molde, es imposible explicarlo, pero es lo más maravilloso que nos pasa a la vez.

6- Cuando Fernando no está escribiendo o no está tocando ¿qué está haciendo?
Soy muy propenso al ocio creativo y a la vagancia, me gusta mucho estar en cafés y también caminar, viajar, tener el privilegio de no tener que trabajar todos los días con una rutina particular, disponer de cosas que me permiten que cada día sea diferente al otro. El cine, el arte de otras personas, no soy de los que todo el tiempo quiere tocar sus cosas, me aburriría mucho de mi mismo. Me gusta conocer, intentar buscar la nobleza  en las cosas mínimas de la vida, que es complicado en un mundo tan complejo que vivimos.

7- Un libro
‘Sobre héroes y tumbas’, el que me hizo tomar la guía telefónica y llamar a Sábato.

8- Un lugar
Buenos Aires. Es el lugar donde nací, la esencia está ahí y es donde he construido la mayoría de cosas.

9- Una canción
Eso es muy difícil. Hay una canción de Spinetta que se llama ‘Hay otra canción’ y es una de las emotivas para mí.

10- Una mujer
Victoria Ocampo, una escritora argentina con una vida muy particular.

11- Un hombre
El ‘Che’ Guevara, en su época de veinteañero. Precuba, prerrevolucionario, su faceta menos conocida, me han impactado mucho sus diarios sobre viajes y me parece una de las personas más nobles que he conocido en la historia de la humanidad.

12- Una comida
El sushi.

13- Un amor platónico
Nunca fui de soñar con una mujer, sino encontrarme con una mujer a partir de conocerla. Anna Karenina, te podría decir.

14- Un logro
Completar mi ‘disco-libros’ de bandoneón.

Crónicas musicales y vivencias

Ya pasaron más de 30 años desde que Samalea escuchó las palabras de Ernesto Sábato: “tocá el timbre cuando gustes, por la tarde temprano”, ese día en que lo llamó y visitó su casa cuando apenas tenía 13. Ahora trabaja en un libro sobre crónicas musicales y vivencias, con el que pretende que los jóvenes conozcan el contexto histórico de la Argentina de los años 80 y 90, además de calles y direcciones: “para que las futuras generaciones al encontrarse con el libro tengan la posibilidad de recorrer el mundo con la imaginación. Es un libro pensado con la ambición romántica de saber que en un momento va a estar en la mano de quien le interese”, concluye el escritor.

Por: Mdeinteligente

adminEntrevista a Fernando Samalea

Realiza un comentario