El tema de los Eventos del libro 2016: Nuevos mundos

Por admin en Abril 26, 2016 , 1 comentario

Nuevos mundos

Un día nuestros sentidos despiertan: los ojos se abren, el oído se afina, la piel suda o se eriza, las cosas tienen sabor y una flor es más que una flor. El mundo se pone a nuestra disposición y comenzamos a llenarnos de él, de sus imágenes, sus calles y gente. Al principio todo es novedad, mas con el tiempo entendemos que no somos simples espectadores y comenzamos a tomar nuestras propias decisiones, aquellas que nos convierten en protagonistas de nuestra vida.

Y entonces, si la vida es un viaje como piensan muchas personas, estamos llamados a ser exploradores, mochileros, caminantes o arrieros. Una decisión basta para bifurcar el camino y multiplicar las posibilidades, esas que se materializan en la circunstancia exacta, en el vagón de tren correcto y junto a la persona adecuada. No hay viajes en línea recta, al contrario, prima el azar, el misterio, ir y volver, corregir, empezar de nuevo.

Esa predisposición humana a la aventura se legitimó hace cientos de años literariamente en la Odisea de Homero, pero ha cabalgado en la historia sobre los hombros de personajes tan imborrables como Colón o Bolívar; aparece de nuevo en figuras como Fernando González o Eduardo Zalamea Borda, que dan vida a una literatura de viaje propia del siglo XX; está presente en los libros de escritores exiliados o expatriados, que en diferentes décadas buscaron mejores aires –creativos y políticos– en Nueva York, Paris o Berlín.

Siempre buscamos nuevos mundos, algunos reales, otros imaginarios. Levantamos la cabeza hacia las estrellas y en el vacío de la noche hacemos aparecer historias de ciencia ficción, naves espaciales y realidades paralelas. O de otra manera: miramos con lupa la naturaleza para descubrir bajo una pequeña piedra una civilización perdida. Cuando la realidad no nos basta somos capaces de inventarnos una distinta y eso, sin duda, es toda una aventura para el escritor y el lector.

Los nuevos mundos hay que buscarlos en el futuro, en lo que no está escrito, pero también a la vuelta de la esquina o el barrio de al lado; están en otro país o en otros mares, pero de la misma manera en el trabajo diario, en la ruta del bus; existen nuevos mundos más allá de las montañas que demarcan el valle de Aburra, pero los encontramos igual en los recovecos de la Oriental o Junín. En definitiva: hay viajes que se toman 80 días para darle la vuelta el mundo y otros que duran uno solo a bordo de sí. Leer no es otra cosa que ponerse en marcha.

Comparte esta noticia:
adminEl tema de los Eventos del libro 2016: Nuevos mundos

1 Comentario

Realiza un comentario
  • Diez años de Fiesta | Esperando el Eco - Septiembre 8, 2016 Responder

    […] de septiembre con un tema central que cohesiona todas las actividades. En esta ocasión, son los Nuevos Mundos los que nos guiarán en las 45 Charlas de la tarde, en los 2.500 talleres de promoción de lectura, […]

Realiza un comentario